Deportes

Pateando Tachos: Obando, un nueve de asombro y sin dudas

Opinión: Su habilidad genética es de primera clase con destrezas innatas. Muestra gran ángulo de carrera. Un ariete múltiple y versátil

ENTRENAMIENTO barcel
A los 17 años, Obando estrenó su cuota goleadora en Barcelona.archivo

Barcelona SC como equipo está unido emocionalmente, fortalecido con los logros. Diego López toca las teclas puntuales que ayudan el crecimiento del jugador. No experimenta, nadie se atreve a gambetear en mitad de cancha, cuando hay una cadena de pases. Nadie se da vuelta con la pelota, la pierde y provoca un contraataque. Nadie corre exageradamente con el balón, no se arriesga en zona de gestación innecesariamente.

El equipo demora la pérdida del esférico; en los duelos 1x1 tiene firmeza, porque si lo pierde rápido va a quedar estirado.

FELIX TORRES 2

Pateando Tachos: Félix, la torre que ilumina a Ecuador

Leer más

Es breve para atacar, cadenas de pases por todos lados. Hablan de comprensión táctica para no correr en vano, para no ir contra la marca y no alejarse de sus compañeros. Se sabe que entre la recuperación del balón y el ataque debe pasar pocos segundos.

Allen Obando (17) es influyente en la trama del juego, de repente aparece en el gol. Su habilidad genética es de primera clase con destrezas innatas. Muestra gran ángulo de carrera. Un ariete múltiple y versátil. A veces actúa tirado atrás para recibir de frente con compañeros a distancia corta que lo activan. Asocia mucho la creatividad con la libertad.

Obando descubre por olfato cuál es el desajuste del rival: si el central es lento, si el lateral en salida es torpe, o el líbero no cierra. El nueve trata de irse a un lugar donde puede recibir la pelota más suelto, más libre sin marca, y eso lo tiene arraigado.

(TE PUEDE INTERESAR: FIFA falla a favor de Fernando Gaibor en millonaria demanda)

Los dos errores básicos que puede cometer un entrenador parten de su gestión de mensaje. Esto es, dar al jugador una información que no necesita y no dar al jugador la información que sí necesita.

Diego López lo ubica bien a Obando. Está todo ideado y sincronizado. La rutina muy ensayada por el entrenador. Antes la creatividad o desmarque del nueve era más silvestre. Allen Obando es capaz de lo imposible con solo proponérselo. 

¿Quieres seguir leyendo sin restricciones?, ¡suscríbete a EXPRESO!