Deportes

Luis Aguas, el guardián de Richard Carapaz

El sargento de policía lleva cerca de cuatro años escoltando al campeón olímpico en sus entrenamientos. Resalta la humildad y compromiso de Richie

Luis-Aguas-seguridad-Richard-Carapaz-entrenamientos
Richard Carapaz se siente seguro cuando es escoltado por el sargento Luis Aguas.CORTESÍA

Cuando Richard Carapaz entrena por las carreteras del país, una moto siempre lo está acompañando.

Se trata del sargento Luis Aguas, quien forma parte del grupo de operaciones motorizadas de la Policía Nacional y desde hace cerca de cuatro años es el encargado de ser el guardián en las vías del campeón olímpico.

Glenda-Morejón-marcha-campeona-mundial

La familia impulsa a históricas marchistas

Leer más

Sobre esta designación, Aguas explicó que por la inseguridad que viven los pedalistas, la entidad policial le asignó la misión de escoltar a Carapaz. Su experiencia de diez años en la unidad motorizada fue clave para que sea elegido para esta función.

Fue una gran emoción al conocer que iba a estar con una estrella del deporte de nuestro país y del mundo”, confesó. Manifestó que “es muy fácil trabajar con él” y destacó la humildad del ciclista, que es uno de los líderes del Ineos Grenadiers británico.

Sobre el aspecto deportivo indicó que la Locomotora del Carchi “es un completo profesional, cada vez se esfuerza más. Cumple con la planificación que le envía detallada su equipo y al terminarla siempre quiere más”.

El uniformado contó que antes de tener esta misión conocía muy poco del ciclismo, pero ahora “siento una gran pasión al ver a Richard y a todos los ecuatorianos que compiten y triunfan en Europa”.

Con el paso de los días y de los kilómetros recorridos, la relación entre Aguas y Carapaz se convirtió en una sólida amistad.

Sobre las anécdotas vividas, el sargento guarda con cariño las conversaciones diarias y la emoción de niños y adultos cuando ven a Richie en la carretera. “La gente lo quiere mucho. Cuando para un momento sus trabajos, las personas lo buscan para tomarse fotos o pedir autógrafos”.

También ha tenido malas experiencias con conductores que pese a la escolta policial, no respetan al ciclista. “Es una gran responsabilidad cuidar a una figura como Richard. Lo hago con mucho orgullo”, enfatizó Aguas.

Acotó que aconseja a los pedalistas, profesionales, juveniles y de tipo amateur, “siempre estar a la defensiva, estar atentos”, ya que en el país todavía no existe una cultura de respeto a los deportistas. Y a los conductores les pide que cuiden “la vida de los ciclistas”.

El servidor policial ha recibido regalos de parte de Richie, como maillots, gorras y recuerdos de los lugares que ha visitado en el mundo, que el policía conserva en su casa como tesoros.

  • Luis-Aguas-seguridad-Richard-Carapaz-entrenamientos
    Luis Aguas (d) junto a Richard Carapaz y la estatua en su honor.CORTESÍA
  • Luis-Aguas-seguridad-Richard-Carapaz-entrenamientos
    Además de escoltarlo, Aguas ayuda a Richie durante las prácticas.CORTESÍA
  • Luis-Aguas-seguridad-Richard-Carapaz-entrenamientos
    Entre Richard Carapaz y Luis Aguas se ha forjado una sólida amistad.CORTESÍA

Su amistad ha hecho que además de los entrenamientos, compartan en actividades sociales como cumpleaños del deportista. También que la familia del sargento conozca al campeón olímpico. El más entusiasmado fue su padre, Fernando Aguas, quien es fanático del ciclismo.

Fuera del país también conocen a Aguas gracias a que aparece en un documental que Ineos Grenadiers preparó en el país sobre Carapaz, en el que se destaca la labor que cumple el uniformado.

Yeyo Uraga 2022

Roberto Ibáñez: “El Yeyo Úraga se va a entregar este año”

Leer más

Comentó que su familia le felicitó por su trabajo. Amigos le enviaban imágenes de publicaciones en portales internacionales. Y además su pequeña hija Aytana, de siete años, le dijo que “está muy orgullosa porque cuido a Richard y soy famoso. Es feliz”.

Por su destacada labor con Carapaz ha recibido reconocimientos de parte de sus jefes y le han recomendado para cuidar a otras personalidades que llegan al Carchi.

Cuando el ciclista no está en el país, Aguas mantiene sus actividades preventivas como parte del grupo motorizado y busca tiempo para seguir las participaciones de su amigo.

“Las carreras las sigo con emoción, como todos los ecuatorianos. Siempre lo respaldo, he sido testigo de su esfuerzo y dedicación”, afirmó.

Añadió que las personas deben tener claro que las carreras previas a las grandes vueltas son de preparación y que no se deben desanimar si no ven a Richard ganar o ubicarse entre los primeros lugares.

“Todo forma parte de un proceso para el Giro de Italia, que es su gran objetivo para esta temporada. Está muy bien preparado, confío en que obtendrá el bicampeonato. Estoy seguro de que lo volverá a ganar”.

Aguas sueña con poder estar junto a Richard en una de las grandes competencias, pero mientras tanto seguirá siendo su guardián en las carreteras del país y uno de sus más grandes seguidores.