Deportes

Lesiones, el daño colateral del coronavirus

Trabajar en superficies duras (cemento, porcelanato, etc.) puede ocasionar molestias en las articulaciones, dolores musculares y hasta fracturas. 

entrenamiento
Kevin Mercado intenta matener su forma física trabajando en casa, mientras se supera la crisis del coronavirus.Archivo

El anuncio se hizo el 14 de marzo de 2020. Los partidos que restaban de la jornada 5 de la Serie A y jornada 3 de la Serie B de la LigaPro quedaban suspendidos “hasta nueva disposición”, debido a la pandemia del coronavirus.

Pocos días después, el preparador físico César Benalcázar le aseguraba a EXPRESO que cuando un deportista deja de entrenar durante un mes pierde el 100 % de su forma física.

Los equipos comenzaron a buscar opciones para mantenerse en movimiento, optando por el ejercicio en casa, con todas las herramientas que la tecnología ofrece para el monitoreo de rigor. Sin embargo, fue el mismo Benalcázar quien advirtió los riesgos que se corren con esta modalidad.

Y es que no es lo mismo entrenar con las comodidades que ofrece la mansión de 10 mil metros cuadrados en la que Lionel Messi pasa la cuarentena, a las casas o departamentos de los jugadores de los clubes ecuatorianos.

Mientras la Pulga tiene una cancha de césped natural, hay casos en los que el trabajo se realiza en la sala, sobre superficie dura (cemento, cerámica, etc.), con el riesgo que conlleva el desgaste de las articulaciones (tobillos, rodillas, hombros).

“El deportista se expone a lesiones que pueden ir desde el pie hasta el hombro. Entre las principales están la inflamación de la fascia plantar, esguinces de tobillo, periotisti tibial, tendinosis del tendón de Aquiles y rotuliano”, afirma el fisioterapeuta Jorge Andrade.

LAS CONSECUENCIAS

A1-6482603 (16482603)

Coronavirus: La depresión deja offside al fútbol

Leer más

El deportólogo Rafael Santelices explica que mientras más dura sea la superficie en la que se trabaja, será mayor el desgaste del cartílago (elemento que reviste los huesos), deteriorándose así las articulaciones, lo que provoca inflamación, dolor, lesiones o fracturas.

“Para citar un ejemplo, la inserción de los huesos de la cadera con el fémur sufre mucho con los saltos”, indica el galeno.

Hoy, el gran reto de los médicos y preparadores físicos de los equipos es superar el aislamiento y los días posteriores, sin que los futbolistas se conviertan en víctimas colaterales de la pandemia del coronavirus.

"La recuperación de las dolencias variarán dependiendo de la zona de la lesión, tipo de tejido y tamaño de esta, además del somatotipo del deportista".Jorge Andrade,
fisioterapeuta.
las-principales-dolencias
El entrenamiento en superficie dura debe ser supervisado, para evitar inconvenientes.Miguel Rodríguez.
"El deportista que practica en superficie dura está más expuesto a las lesiones. El césped amortigua el impacto, para que los tobillos, rodillas, cadera y la columna vertebral no sufran tanto".
Rafael Santelices, deportólogo.

LOS ARQUEROS, LOS MÁS PERJUDICADOS

Aunque cuente con un espacio grande, un guardameta verá muy limitada su preparación si no lo hace al amparo de una portería, porque pierde el sentido de la ubicación, anticipo y salida.

El futbolista en general puede mantener su fuerza física entrenando en casa, utilizando: pesas, tiras, bandas, conos, platos, etc. Sin embargo, ante la falta de espacio y una superficie adecuada, perderá velocidad y fuerza explosiva.

“Se puede mantener la resistencia aeróbica que es la última en terminarse, pero perderá agilidad, motricidad, todo lo que es trabajo sensible con el balón y más aún la parte táctica (colectiva)”, dice Benalcázar.