Deportes

Un golpe de realidad al fútbol

La suspensión del partido entre Liga (Q) y Aucas plantea lo que podría suceder en el reinicio de la LigaPro. El protocolo prevé casos como estos

LigaPro-futbol
Los equipos ecuatorianos están cumpliendo con todas las medidas de seguridad ordenadas por las autoridades.Cortesía

A mediados de mayo el presidente de Emelec, Nassib Neme, fue uno de los primeros en dar la voz de alerta. “Es algo muy delicado. Basta que un jugador se contagie (del coronavirus) para que dentro del camerino o la concentración se produzca un contagio masivo”.

emelec-futbol

Guayaquil City se impuso a Emelec

Leer más

La advertencia del dirigente conllevó una visión de lo que podría suceder cuando se reactive el fútbol en Ecuador. Planteó la interrogante de qué sucedería si ya con el torneo en marcha un equipo detecta casos de contagio previo a un partido: “¿El juego deberá ser diferido o suspendido, en razón a la ventaja deportiva que eso supondría?”, cuestionó.

Hace un par de días, Miguel Ángel Loor, principal de la LigaPro, advirtió que, debido a lo apretado de la agenda, “no se podrán diferir encuentros”, incluso mientras la selección esté disputando eliminatorias, o algunos conjuntos competencias internacionales.

Los temores se hicieron realidad la noche del 31 de julio, cuando la LigaPro se vio obligada a suspender el amistoso entre Liga de Quito y Aucas, por el contagio masivo que se dio en el club universitario, incluyendo dos futbolistas.

Los positivos en Quito son de lo más normal, ha pasado en todos los países. No hay nada que alarmarse, van a pasar más casos

Miguel Ángel Loor, presidente LigaPro.

Los protagonistas de los equipos toman con calma lo sucedido y consideran que está dentro de lo que se verá en la ‘nueva normalidad’.

Jugadores, cuerpo técnico y médico, además del personal de apoyo de Liga de Quito, creen que lo sucedido no provocará que se cambie la fecha de reinicio del torneo, previsto tentativamente para el 15 de agosto, ya que la forma de actuar en casos de contagios se establece en el protocolo de bioseguridad aprobado por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional.

Las autoridades advirtieron que la fecha antes mencionada está sujeta a la evolución del estado en que se encuentre cada una de las ciudades donde se disputa la Serie A.

Esteban Paz, directivo de los universitarios, admitió que “es muy difícil que no existan contagios”, y resaltó que “lo importante es que los protocolos de LigaPro y cada institución sirvan para contener la propagación (de la pandemia)”.

Ventajosamente nos pasó ahora, lo podemos solucionar. El campeonato debe reiniciarse cuando lo indiquen, pero con las normas sanitarias

Juan Barriga, médico de Liga de Quito

Juan Barriga, médico del conjunto universitario, dijo que los positivos detectados se conocieron gracias a la realización de pruebas PCR, el pasado 28 de julio, ya que los test rápidos efectuados el viernes arrojaron falsos negativos.

“He hablado con colegas de otros equipos y me han dicho que les cuesta asumir las pruebas PCR, por la crisis económica. Pero hay que hacer lo que se necesita. Nos estamos jugando la vida”, sentenció.

Luis Idrovo, director de escenarios y seguridad de la LigaPro, señaló que esa entidad está tomando las precauciones del caso para garantizar la seguridad de todos los protagonistas del espectáculo.

“Tratamos de ir un pasito adelante, siempre respetando las reglas establecidas por las autoridades y tener así alternativas de solución, cuando el caso lo amerite. En cada uno de los juegos amistosos solo se acepta el ingreso de 224 personas, ya incluidos los integrantes de los equipos (jugadores, cuerpo médico, entrenadores, pasabolas, policías, árbitros, etc.). Buscamos que los estadios donde se jueguen tenga las seguridades periféricas del caso”, detalló.

Durante la fase de entrenamiento, la Federación Ecuatoriana de Fútbol entregó 4.500 pruebas para la COVID-19 a todos los clubes y asociaciones provinciales, cuyo personal fue capacitado respecto al marco normativo de la matriz del balompié nacional. Adicionalmente, recibirán un tutorial del Manual Operativo de Competiciones.

Lo sucedido previo al Superclásico quiteño está dentro de los riesgos de la ‘nueva normalidad’. Los integrantes de los clubes lo saben y por eso deberán acostumbrarse a vivir con situaciones así. 

¿JUGAR EN SEDE ÚNICA?

Roberto Rodríguez y Luis Alfonso Chango, titular de Liga de Portoviejo y presidente vitalicio del Mushuc Runa, respectivamente, coincidieron en que el campeonato nacional debería reiniciarse en la fecha ya establecida (15 de agosto), pese a los casos confirmados de positivo por coronavirus en Liga de Quito.

Manifestaron que si la situación por la COVID-19 continúa complicando al país, sobre todo en la Sierra, el torneo nacional debería buscar un plan B, el cual sería jugar en una sola sede.

“No sería mala idea tener como alternativa, que el campeonato se juegue en una sola ciudad. Esta ciudad podría ser Guayaquil, ya que allá al parecer se ha normalizado todo. Esto se debería manejar como opción, pues los clubes necesitan jugar sí o sí, para poder generar recursos económicos”, mencionó Rodríguez.

Chango, por su parte, afirmó que la propuesta de jugar en una sola sede, como lo harán en Perú, es una idea que se podría tomar en el fútbol ecuatoriano, pero para el representante del Ponchito solo se lo debería hacer por unas tres o cuatro jornadas.

“Jugar en una sola ciudad podría ser una opción, pero solo hasta que las ciudades de la Sierra, que están siendo golpeadas por el coronavirus, superen esta emergencia. Creo que solo unos cuantos partidos se podrían dar en una sola sede, pero no todo el campeonato, pues eso significará gastos de hotel y alimentación, y en estos momentos no tenemos muchos recursos para eso”, concluyó. MGD-DPI-RVF