Deportes

El futuro es Tricolor

Gustavo Alfaro inició la transición y dejó buenas sensaciones. La eliminatoria es larga, pero esta camada ilusiona a Ecuador

Estrada-Estupiñán
Michael Estrada (i) y Pervis Estupiñán representan a esta nueva generación en la Tricolor.RODRIGO BUENDIA / EFE

Terminó la primera doble fecha de las eliminatorias sudamericanas rumbo a Catar 2022 y las conclusiones que ha dejado la selección ecuatoriana son más positivas, aunque a priori el panorama no era tan favorable para la Tri, que llegaba de una decepción por temas dirigenciales, un técnico que dejó el cargo y dejó huérfano un proyecto.

Gustavo-Alfaro-Selección-Ecuador

Gustavo Alfaro: "Les dije que era cuestión de creer"

Leer más

Pero hoy la realidad dista de esos antecedentes. Gustavo Alfaro demostró que llegó a trabajar desde el día uno y los resultados están a la vista: una derrota contra Argentina (1-0) en condición de visita y una victoria contra Uruguay (4-2).

La derrota ante los gauchos estaba en el pronóstico y la victoria contra Uruguay era un examen, que, superado, nos deja ilusionados. Pero más allá del marcador, entusiasman las formas. Ecuador mostró una cara renovada con una gran variante de jugadores.

La actitud y compromiso que se palpó en esta doble jornada dista mucho de ese fracaso de la Copa América 2019, en la que Ecuador estaba encabezado por Hernán Darío Gómez y otros referentes como Antonio Valencia.

Ángel-Mena-Ecuador-Eliminatorias

Ángel Mena: "Queremos convencernos de que sí podemos pelear por un cupo para el Mundial"

Leer más

Y esas características fueron trasladadas a la cancha y valoradas por el entrenador. “Quiero resaltar la predisposición de los jugadores, lo quiero marcar y subrayar porque honestamente se portaron de una manera buena. Desde el más experimentado hasta el debutante se encolumnaron en la causa”, dijo Alfaro.

“Ojalá se sientan siempre comprometidos con su gente porque queremos poner el alma para que Ecuador vuelva a donde supo estar, en tanto que sigamos teniendo la autocrítica suficiente para las cosas que tenemos que mejorar”, agregó.

Por último, destacó que “daba la sensación de tener un plantel de hace muchísimo tiempo, y ver jugadores como Noboa que sienten orgullo y los chicos con gratitud de ser elegidos”.

Uno de los que tuvo su revancha personal, ya que también fue parte de esa Copa América, fue Ángel Mena. El jugador del León mexicano reconoció que hay con qué soñar, pero hay mucho por jugar y mejorar.

“Ecuador hoy mostró su potencial. Aún podemos mejorar más y creo que estamos bien. Estamos contentos por la primera victoria como local, así que queremos seguir dando triunfos y convencernos de que sí podemos pelear por un cupo para el mundial”, cerró.