Final de Champions League: El desequilibrio definitivo

  Deportes

Final de Champions League: El desequilibrio definitivo

Liverpool y Real Madrid jugarán por tercera vez una final europea. Hasta hoy la balanza estará equilibrada, con un título por club

FINAL-CHAMPIONS-LEAGUE-REAL
El delantero brasileño del Real Madrid Rodrygo Goes durante el entrenamiento previo a la final de la ChampionsJUANJO MARTIN

El duelo más esperado de la temporada. La final de la Champions League entre el Liverpool y Real Madrid se convertirá, desde hoy, en el partido más repetido en una disputa de título europeo.

Champions

La final de la UEFA Champions League, en cinco duelos

Leer más

Chocarán por tercera ocasión con el máximo trofeo continental sobre la mesa. Y por ahora van igualados, con una vuelta olímpica por bando.

Sin embargo, para los ingleses existe una mayor sensación a revancha. ¿La razón? La última final entre ellos se disputó en 2018 y la ganó el cuadro español. De ese juego quedan muchos futbolistas activos como Mohamed Salah, quien se retiró lesionado aquella vez.

Por eso, él encabeza la cruzada roja para tumbar al rey europeo. Estará acompañado por quienes, de la misma forma, sufrieron aquella derrota: Virgil van Dijk, Trent Alexander-Arnold, Sadio Mané, Roberto Firminho, Andrew Robertson y James Milner.

Pero no será sencillo, después de todo el Real Madrid ya se acostumbró este año a saltar a la cancha sin el membrete de favorito y dar el golpe sobre la mesa. Tuvo verdaderas batallas para llegar a la final, con remontadas épicas como las vividas ante Paris Saint Germain, Chelsea y Manchester City.

En todos esos juegos ya daban por muerto al merengue, pero de la nada apareció su máxima figura, Karim Benzema, para anotar goles clave y resolver a su favor cada disputa. Claro, tuvo ayuda de jugadores vitales como Rodrygo y Thibaut Courtois, pero él siempre dio el paso al frente. No en vano, fue reconocido como la principal figura del equipo en esta campaña, en todas las competencias.

Además, en el equipo de hoy también hay muchos futbolistas que se impusieron hace cuatro años como Luka Modric, Toni Kroos, Casemiro, Marcelo, Dani Carvajal, Isco y el mismo Benzema.

La otra final, de la que Liverpool saca pecho, ocurrió en 1981. De aquella ocasión solo queda el archivo. Nada que reprochar o que genere afán por algún desquite.

Y este partido también es especial porque el último título que consiguió el cuadro blanco fue precisamente ante el Liverpool, que se resarció al año siguiente y se impuso en la final, disputada en el Wanda Metropolitano de Madrid, al Tottenham por 2-0.

España es el país que atesora más triunfos con dieciocho, los trece del Real Madrid y cinco del Barcelona, por los catorce de Inglaterra gracias al Liverpool (6), Manchester United (3), Nottingham (2), Chelsea (2) y Aston Villa (1).

París albergará su sexta final. El Parque de los Príncipes acogió la primera en 1956 entre el Real Madrid y el Stade Reims (4-3), en 1975 (Bayern-Leeds, 2-0) y en 1981 (Liverpool-Real Madrid, 1-0), y Saint Denis en 2000 (Real Madrid-Valencia, 3-0) y en 2006 (Barcelona-Arsenal, 2-1).

sf

Alexander Domínguez desmintió a Claudio Borghi

Leer más