Deportes

Fabián Frías, técnico del Manta, es un experto en la cocina

El DT argentino del cuadro atunero cuenta que vive su encierro en el puerto pesquero, agarrado del teléfono chateando con sus jugadores y cocinando.

IMG-20200407-WA0352
Fabián Frías sabe de cocina y prepara sus platillos favoritos.Cortesía

Comiéndose una milanesa se tranquiliza. Así vive la emergencia sanitaria en Manta el argentino Fabián Frías, actual entrenador del Manta Fútbol Club, quien contó a EXPRESO que es fanático de la cocina. Por eso, cuando no está en la cancha dirigiendo, se lo encuentra en su departamento preparando los platos que más le fascinan, aunque por ahora se pasa chateando con sus jugadores para saber cómo va el trabajo en casa.

“La milanesa, una tarta de atún o un omelet los preparo al gusto y con eso calmo la ansiedad por el encierro que estamos viviendo. Aunque acá casi no encuentro todos los ingredientes, trato de hacer la milanesa lo más sabrosa que puedo”, señaló Frías, de 49 años, quien vive solo en Manta, porque su esposa María Guadalupe Pita y su hija Delfina, de 18 años, viajaron antes de la emergencia sanitaria decretada por el Gobierno.

DEJÓ EL ARCO

Cuando se involucró con el fútbol, Frías era arquero. Defendió a varios clubes de la Primera B y C en su país y se esforzaba para saltar a los equipos de Primera Categoría.

Pero a los 29 años dejó abandonado el arco, porque no era rentable para su bolsillo. “Pagaban poco y decidí dedicarle más tiempo a mis estudios en educación física. Era soltero en aquella época, pero quería ganar más y no había plata, por eso me retiré joven”, contó el exarquero, que fue campeón con Colegiales, subió de categoría con Atlético Excursionista y también defendió a Chacarita y Platense.

Borja

La 'mala jugada' virtual de Jonathan Borja

Leer más
IMG-20200407-WA0280
Fabián Frías espera alcanzar el ascenso a la Serie A con el Manta.Cortesía

Una vez que se sacó el buzo y los guantes, prefirió buscar otras oportunidades y encontró trabajo como preparador físico de Platense, Villalmira, Atlanta, All Boys, Deportivo Morón y las formativas de River Plate. En 2011 dio el salto a Perú, donde fue contratado por Sporting Cristal como asistente de Guillermo Rivarola.

Dos años después llegó a la capital azuaya para dirigir las reservas de Deportivo Cuenca. “Pero terminé el año como director técnico interino por la salida del entrenador de esa época”, contó.

Los morlacos no le renovaron contrato y se regresó a las formativas de River, donde estuvo hasta 2016, cuando fue llamado por Gualaceo, de la Primera B. En Ecuador también dirigió a Atlético Porteño, Colón Fútbol Club de Portoviejo y Técnico Universitario, equipo al que agarró a punto de descender en 2018, logrando salvar la categoría. Añade que cuando llegó a Ecuador, ya conocía el fútbol ecuatoriano, porque su amigo Álvaro Proaño, a quien conoció en un curso de entrenadores en Argentina, le había conversado mucho del medio.

La COVID-19 le cambió los planes y la modalidad de trabajo. Para que los muchachos no pierdan ritmo físico, Frías los controla a través del teléfono celular. “Creamos un grupo de WhatsApp para saber la carga de ejercicios que realizan. La tecnología de ahora facilita el trabajo con los jugadores”, comentó el entrenador.

Añadió que los futbolistas están tranquilos, porque apenas se decretó el encierro, los dirigentes del club les adelantaron el sueldo de marzo y los mandaron a casa con un cargamento de alimentos.

Espera que la emergencia sanitaria culmine pronto, para volver a trabajar en cancha, porque el objetivo es subir al cuadro atunero a la Primera A. “Tenemos un buen grupo y estamos para cosas mayores en el equipo”, sostuvo.