Deportes

Esteban Enderica piensa en el preolímpico

El nadador cuencano de la selección ecuatoriana entrena en el complejo deportivo de su familia. La crisis económica afecta sus ánimos

Esteban-Enderica-natación-academia
Esteban Enderica, nadador cuencano que aspira clasificar a los próximos Juegos Olímpicos.Cortesía

Dos meses han pasado desde que el nadador ecuatoriano Esteban Enderica retomó sus entrenamientos en el agua, sacando incluso ventaja con respecto a sus compañeros que empezaron más tarde que él.

La ventaja del cuencano, campeón panamericano en los 10 kilómetros de aguas abiertas en la cita de Lima 2019, es que su familia tiene dos complejos deportivos donde cuenta con piscinas olímpicas.

Barcelona de España Atlético LaLiga

Barcelona deja ir cada vez más el título tras empatar 2-2 ante el Atlético

Leer más

Allí, Enderica tiene la facilidad de poder entrenar libremente y a cualquier hora, dado que uno de dichos complejos queda junto a su casa.

Sin embargo, hay algo que el nadador no ha podido sortear y que, inevitablemente, le afecta en su estado anímico. Se trata de una fuerte crisis económica que, debido a la pandemia, está afectando a su familia.

“Duele mucho ver cómo este emprendimiento que hemos tenido por casi 20 años ahora se está desmoronando”, se lamentó. Esto porque, en los complejos llamados Hermanos Enderica Salgado, la familia daba clases de natación, había un gimnasio y también se dictaban clases de artes marciales.

Duele mucho ver cómo el emprendimiento de mi familia, de 20 años, ahora se está desmoronando

Esteban Enderica, nadador cuencano

Pero, por la emergencia, los locales debieron cerrar sus puertas y los ingresos económicos se volvieron nulos.

“Tenemos que pagar un préstamo bancario que es muy alto. Por ahora se nos ha complicado el costeo de los servicios básicos”, indicó.

Hoy en día, los Enderica Salgado sobreviven del ingreso que el nadador recibe por ser parte del Plan de Alto Rendimiento de la Secretaría del Deporte y de parte de los ahorros de los progenitores del deportista.

Retomar sus entrenamientos en el agua no fue nada sencillo, comentó el deportista cuencano. Aunque mantuvo trabajos físicos para no perder la fuerza durante la cuarentena, regresar a la piscina fue complejo.

“Me sentía pesado en el agua. Tuve que empezar con entrenamientos muy suaves e ir aumentando progresivamente. Llevo dos meses con trabajos que vienen de menos a más”, explicó.

Ahora se encuentra en un 70 % de su capacidad física, dijo. Para nadar, Enderica cumple con todos los protocolos de seguridad exigidos.

El agua de las piscinas es desinfectada con ozono y, al momento de nadar, los deportistas de alto rendimiento y colegas del cuencano (que también se preparan ahí), lo hacen por turnos y manteniendo distancia.

Carlos Salvador Bilardo Argentina fútbol

Carlos Salvador Bilardo "está bien" y sin coronavirus

Leer más

Antes del inicio de la emergencia sanitaria a escala mundial, Enderica estaba preparándose para buscar un cupo para los Juegos de Tokio, que se postergaron para 2021, en el preolímpico que se celebraría en Japón.

Aunque aún no tiene fecha de reanudación, el ecuatoriano se sigue preparando para esa cita, en la que buscará participar en sus segundas olimpiadas, después de haber formado parte de las de Londres 2012.