Deportes

Dirigentes, un 'juego' sin tarjetas rojas

Aunque la LigaPro tiene un Código de Ética para sancionar a los directivos que injurien, los roces verbales no disminuyen

Luis-chango
Luis Chango, presidente vitalicio de Mushuc Runa, protagonizó uno de los últimos cruces verbales entre los dirigentes del país.archivo

Esteban Paz ataca a Aquiles Álvarez; Aquiles Álvarez a Esteban Paz; Esteban Paz a Nassib Neme; Nassib Neme a Esteban Paz; Luis Chango a Aquiles Álvarez; Aquiles Álvarez a Luis Chango... Es un todos contra todos.

Javier-mascherano

Barcelona prepara un “espectáculo inédito” para la Noche Amarilla 2021

Leer más

En teoría, el Código de Ética de la LigaPro contempla sanciones a los dirigentes que atenten contra la estabilidad del rey de los deportes. Sin embargo en la práctica, los ataques entre los representantes de los clubes van en todas direcciones, demostrando que los castigos no se dan, o simplemente no sirven.

El artículo 1 de dicha norma, señala que la misma “se aplicará a todos los dirigentes de los clubes asociados a la LigaPro, entendiéndose por tal a toda persona que tenga cargo de presidente, gerente, director, autoridad, funcionario o dirigente de un club, sea remunerado o no, registrado o no en la LigaPro, incluyendo a todos aquellos que se encuentran habilitados para asistir a los Consejos de Presidentes de la entidad, que con sus conductas puedan perjudicar la imagen, la reputación y/o la integridad del fútbol” (ver gráfico).

Entre las responsabilidades de los directivos con la LigaPro y con los demás clubes, se señala que “estará totalmente prohibido difamar, denigrar, ofender o expresarse en términos negativos del trabajo o la reputación de dirigentes deportivos, cuerpos técnicos, staff en general y/o jugadores de otros clubes”.

Entre bomberos nunca se van a pisar la manguera. Existen sanciones, pero por algún motivo no logran detener las agresiones.

Ecuador Santacruz, jurista

El doctor Ecuador Santacruz, uno de los más experimentados juristas que tiene el fútbol ecuatoriano, admite que no está muy actualizado con esa norma de la LigaPro, pero resalta “el principio ético” que debe primar entre todos los dirigentes.

“Se le puede sancionar con suspensión, y aunque el castigo máximo puede ser grande, generalmente no pasa de tres meses. Las sanciones son un saludo a la bandera”, afirma.

El jurista explica que la penalidad impide al dirigente sancionado actuar en ningún campo. “No puede entrar a los camerinos, no puede firmar en representación de su equipo, no puede ejercer”.

Santacruz puntualiza que la figura del presidente vitalicio no consta como dirigente. “Es una cuestión interna del club y por ende no lo representa en el campo legal”.

Rodrigo Paz (Liga de Quito), Luis Chango (Mushuc Runa) y Jaime Nebot (Barcelona) son los presidentes vitalicios que más presencia tienen entre los clubes ecuatorianos. Los dos primeros han protagonizado fuertes cruces verbales con otros dirigentes. 

IMPARCIALIDAD

Chango le respondió al vicepresidente deportivo de Barcelona, Aquiles Álvarez, quien considera que la LigaPro debería abrirle un expediente al primero de los nombrados, por las fuertes declaraciones que hizo respecto a una supuesta ayuda recibida por el Ídolo para alcanzar el título en la temporada 2020.

“Yo no tengo ningún problema que me abran un expediente. Me iré a Guayaquil y le diré en la cara a (los dirigentes de) LigaPro, con argumentos, que no son imparciales, o ¿estoy mintiendo?, Barcelona y Emelec reciben privilegios en horarios, nunca juegan al medio día en la Sierra”, declaró Chango a radio StereoFiesta.

El representante de Mushuc Runa también desea que los equipos del Astillero jueguen en el estadio de Echaleche, como los otros rivales.