Deportes

Coronavirus: El fútbol femenino se niega a retroceder

Algunos protagonistas advierten del peligro que implica dejar sin plazas de trabajo a quienes intentan consolidar la competencia en nuestro país. 

A1-6328764 (16328764)
El certamen femenino se disputa en Ecuador desde 2013, pero recién la temporada anterior se lo intentó manejar de forma profesional de parte de la Ecuafútbol.FREDDY RODRIGUEZ

A finales de 2019 Joselyn Montaño fichó por el Badajoz de España. La exentrenadora de Barcelona - hoy nuevamente como futbolista- cree que fue lo mejor, tomando en consideración la incertidumbre que vive la Superliga Femenina de Ecuador luego de los anuncios de Emelec, Barcelona y Guayaquil City de renunciar a algunas competiciones organizadas por la Ecuafútbol, alegando la crisis financiera y de salud provocada por el coronavirus.

Otras instituciones podrían seguir el camino trazado por los porteños, lo cual afectaría a la competencia femenina, apenas un año después de su lanzamiento a gran escala.

“Como ecuatoriana me siento perjudicada, independientemente de que esté en otro país. Si hablamos de economía, estamos afectando a un sinnúmero de familias, le quitaríamos el pan de la boca a mucha gente. Sabemos que con el sueldo de un futbolista (de Primera) podrías mantener a una plantilla completa de mujeres”, indica.

Ligia Moreira, seleccionada nacional, se pronunció mediante una carta abierta. “Se dejaría sin trabajo a los implicados en el fútbol femenino ecuatoriano, desalentando y deshaciendo lo que hasta ahora hemos conseguido”.

Las consultadas coinciden en que les parece extraño que la decisión de abandonar la competencia “para garantizar la salud de los protagonistas” no involucre a la LigaPro.

Unas 500 deportistas se quedarían sin actividad.

Wendy Villón, entrenadora de El Nacional, considera que “está en riesgo el desarrollo del balompié femenino en general”, al tiempo de recordar que se ponen en peligro 1.500 plazas de trabajo de: jugadoras, integrantes de los cuerpos técnicos, médicos, coordinadores, etc.

También advierte de un daño colateral. “El reglamento de la Conmebol señala que para adquirir su licencia de participación (en torneos internacionales) los clubes deben tener equipos femeninos”.

A criterio de Nassib Neme, presidente de Emelec, el “actual panorama mundial (por la pandemia del coronavirus) hace complicado hablar de reglamento”, defendiendo así la decisión adoptada.

Carlos Alfaro Moreno, principal de Barcelona, dejó abierta la posibilidad de analizar posiciones, si las condiciones así lo permiten.

Marcelo Vásconez, presidente del club Ñañas, dijo que ese elenco está dispuesto a competir, cuando “no exista un riesgo de salud para las jugadoras”, al tiempo de recordar el compromiso laboral adquirido con todos los empleados de la institución.

Adicionalmente, recuerda la necesidad de que el país defina a su representante para la Copa Libertadores Femenina 2020, ya que la Conmebol no ha suspendido el evento.

El panorama hace imperativa una reunión entre los responsables de la Superliga, para definir el camino a seguir.

Opiniones

"Lo tomo como una falta de respeto al balompié femenino. Se están escudando en una situación delicada y priorizan a la LigaPro, cuando el Covid-19 le puede dar a cualquiera. Están prefiriendo al fútbol masculino, sin la equidad de género".

Joselyn Montaño, futbolista del Badajoz.

"Barcelona y Emelec no debieron apresurarse a tomar una decisión. ¿Quién sabe si tampoco se pueda jugar la LigaPro? En la reglamentación dice que los clubes están obligados a participar en torneos de su ente regulador que es la Federación Ecuatoriana de Fútbol".

Amilcar Mantilla, dirigente de la Ecuafútbol.

"Me parece que es una decisión apresurada de quienes anunciaron no participar en la Superliga Femenina. No es la manera de buscar una solución. Lo que hemos conseguido no ha sido gratis, como para querer interrumpir el torneo".

Wendy Villón, entrenadora de  El Nacional.

Los torneos serán reprogramados

La Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) emitió un comunicado, en el que explica las estrategias que tomará para tratar de sobrellevar los efectos de la crisis.

“Los calendarios de las competiciones de la FEF serán reprogramados una vez que las autoridades gubernamentales establezcan las fechas para el reinicio de las actividades deportivas. Se hace un llamado a la unidad de todos los componentes del fútbol nacional, para tender puentes de unión y superar juntos la actual situación por la pandemia”, indica el documento.

No se hace referencia a posibles sanciones a los clubes que renunciaron a diversos eventos.

El Dato

205.135 dólares es el presupuesto destinado este año para la Superliga, 20.760 menos que la temporada anterior. 

Guayaquil City

Más equipos piden a la Federación que no realice sus campeonatos este año

Leer más