Deportes

Las confesiones de Luis Enrique

El actual seleccionador español habló sobre su salida del Barcelona, en sus épocas de jugador y de entrenador, y las sensaciones de dirigir a Messi

Luis Enrique - España
Luis Enrique, seleccionador de España, charló con los hinchas sobre su faceta en el Barcelona y sus aspiraciones con La Roja.ARCHIVO / EXPRESO

Luis Enrique Martínez, seleccionador español, recordó con cariño su etapa en el Barcelona, sintiéndose un "afortunado" por lo que vivió en el club como jugador y como entrenador, y admitiendo que cerró ambas etapas por el mismo sentimiento, pensando que "no tenía mucho más que ofrecer".

Deja las puertas abiertas a un futuro regreso al club blaugrana como entrenador. En un encuentro digital con los aficionados a través de los canales de la Federación española, volvió a dejar palabras de cariño hacia el equipo en el que triunfó.

LaLiga Santander Fest futbol musica

Coronavirus: El fútbol y la música se unen en un concierto benéfico

Leer más

"El Barcelona, como jugador, lo dejé porque pensaba que no tenía mucho más que ofrecer y como entrenador por la misma circunstancia. La relación jugador-entrenador a este nivel es muy intensa, además de mi agotamiento físico y personal, pensaba claramente que necesitaban alguien que les pudiera aportar más cosas", aseguró recordando sus salidas del Barça.

Sin embargo, no ve imposible un futuro regreso y dejó halagos a los culés. "De todos los clubes a los que he entrenado tengo una relación muy especial con el Barcelona. Allí pasé la mayoría de mi carrera como jugador y entrenador y me siento muy afortunado. A cualquiera de los equipos que he entrenado podría volver, tengo muy buena relación y espero que ellos tengan el mismo feeling".

También recordó como era entrenar a Leo Messi y lo que se le puede aportar a un futbolista de tan alto nivel. "A Leo Messi no se le puede decir como tiene que regatear, pasar o chutar porque es un artista y no se le asesora en eso, pero todo lo que sea sistemas, situaciones de juego, cosas a nivel global se le dice como presionar, como tiene que estar posicionado para recibir balón".

Lusi Enrique confesó que mantiene una relación "muy buena" con Sergio Ramos y que cuando comenzó a trabajar con el capitán de la selección española y el Real Madrid le "sorprendió por su capacidad como líder de un vestuario y sus capacidades como persona".

"Mi relación con Sergio Ramos es muy buena, como con el 99,9 por ciento de jugadores. Solo le conocía de referencias y por haberme enfrentado a él, cuando le pude conocer en la selección me quedé gratamente sorprendido. Sabía que era un jugador especial y diferente, por algo tiene el récord de internacionales. Me sorprendió no solo su rendimiento deportivo sino su capacidad como líder de un vestuario y sus capacidades como persona", elogió.

El estratega valoró el cambio de fecha de la Eurocopa y su aplazamiento para el 2021 a causa del coronavirus. "Hay cosas positivas. Nos va a dar tiempo a tener más concentraciones y partidos para prepararla, a que los jugadores más jóvenes puedan curtirse un año más y sigan esa evolución positiva que hemos visto".

Fue claro al indicar que ve a su selección preparada para volver a conquistar un título grande y la situó entre las candidatas. "Claro que veo capaz a España de ganar la Eurocopa, de hecho somos una de las seis o siete selecciones que podríamos hacerlo".  

Agregó que pese a que en la última Eurocopa y Mundial la selección española no mantuvo el nivel, tienen la oportunidad de cambiarlo. "Desde que España consiguió el Mundial y las dos Eurocopas la selección se colocó como referencia a nivel mundial. Seguimos teniendo buen nivel y tenemos que confirmar si somos una de las claras favoritas tras no estar a la altura los dos últimos torneos. Eso no significa que no seamos una de las aspirantes", defendió. 

Entre los partidos más especiales de la selección recordó "cuando era niño el España-Malta" que dijo vio en Gijón "saltando como un loco en el salón de casa" y de la historia reciente "la final del Mundial de Sudáfrica fue espectacular" y la final de la Eurocopa 2012, que desveló vio "rodeado de italianos" porque estaba con su familia de vacaciones en Italia "y lo tomaron con mucha deportividad".

Una pieza clave en aquellos éxitos fue Iker Casillas, por el que los aficionados le preguntaron. "A todos nos llega un tiempo en el que la edad pesa. Iker fue uno de los referentes del fútbol mundial en su posición y ya me hubiese gustado contar con él en su momento pero el tiempo pasa para todos".