Deportes

El golf se vuelve un campo abierto

Ser socio de un club ya no es imprescindible para iniciarse en la disciplina. Las clases van desde $ 15 la hora.

Foto de Sistema Grana (31240426)
Guayaquil presenta varias alternativas para aprender a jugar golf.Christian Vásconez

Lo primero que se necesita para aprender a jugar golf son ganas; y después quitarnos de la cabeza esa idea de que no se puede pagar porque es carísimo”, así resume Abdallah Murtinho, golfista ecuatoriano e instructor de este deporte en Lacosta Range, como lo necesario para introducirse en este mundo, para muchas personas desconocido, pero que puede ser más accesible de lo que se piensa.

Es que tiempo atrás era imprescindible ser socio de un club con canchas para golf, o en su defecto, ser amigo de un miembro para familiarizarse con la actividad. Si bien en algunos casos es así, no en todos. Lacosta Range, Driving Range y Mocolí Golf Club son tres alternativas que presenta Guayaquil para dar los primeros golpes de golf y que el ‘bichito se les pegue’, como dicen los expertos de esta disciplina.

5e20f5316841f

Jordi Cruyff regresa a Europa y delega el trabajo a sus ayudantes

Leer más

“Las personas tienen que saber que hay maneras de jugar al golf en un lugar sin ser socio, en lugares abiertos al público”, manifiesta Sergio Murtinho, administrador de Driving Range. Este centro, que se especializa en la enseñanza del deporte y posee profesores que cobran desde 15 dólares la hora, para ello se alquilan por 3,50 dólares los palos y se facilitan con promociones el balde de pelotas. “Yo recomiendo que las personas que quieren aprender a jugar golf no se apuren en comprar palos, ni que se aceleren en hacerse socio de un club, eso es después de que uno ya haya aprendido a jugar”, comenta Sergio, golfista que ha participado en torneos sudamericanos y administra el lugar.

Pelotas
El alquiler de un balde de pelotas van desde cinco dólares.Carlos Yagual

Lacosta Range, de Lacosta Country Club, es otro de los sitios en el Puerto Principal donde es posible dar los primeros golpes en esta actividad. “El que quiere aprender puede venir y pagar 25 dólares en una clase por hora y pagar bolas por cinco dólares”, comenta Abdallah, quien además de ser también administrador, de este sitio, posee amplia experiencia en la disciplina tras haber estado en múltiple torneos internacionales.

Toma tiempo aprender a jugar golf, es cierto que es más fácil jugar fútbol o tenis, pero con el tiempo se aprende.

Abdallah Murtinho, administrador e instructor de Lacosta Country Club

El experto asegura que recibiendo dos clases por semana, en seis meses, una persona “ya puede salir a la cancha”. También aconseja no comprar palos hasta que no haya pasado por todo el proceso de aprendizaje. “Recomendaría comprar un juego completo de 14 palos para novatos, que en Estados Unidos no pasan de 300 dólares y acá pueden costar hasta 550 dólares o 600 dólares, unos Strata de Callaway que son los ideales en este rubro y pueden durar en buenas condiciones hasta dos años”, agrega el instructor.

Es importante perder el miedo económico para aprender a jugar golf sabiendo que no hay que invertir mucho dinero.

Sergio Murtinho, administrador de Driving Range

La poca cantidad de tiendas de golf en el país, el impuesto del 12 % al IVA y el arancel de 30 %, hace que importarlos de Estados Unidos resulte costoso, por eso la compra de los palos es recomendada cuando la persona sepa que va a ser constante en la práctica de este deporte.

César Vargas es otro de los profesores de esta actividad, quien por 33 dólares la hora da clases en el Mocolí Golf Club, que incluye el préstamo de las pelotas y los palos de golf. Él antes de tomar a un alumno tiene una conversación previa para saber si ha practicado otro deporte antes, lo que ayuda a que la introducción al golf sea más sencilla. “Todos los detalles son importantes, incluso lo que viste; por ejemplo está prohibido jugar con jean”, expresó el instructor.

neymar

"No te creas tan importante", el grito de Neymar, Cavani y Navas

Leer más
lo-necesario-para-el-golf
Un guía para empezar a jugar golf.Miguel Rodríguez

En lo que es ropa, sumando el valor de una camiseta, más pantalón, gorra, guantes y zapatos de golf pueden costar desde 110 dólares en Estados Unidos. En Ecuador lo mismo sale cerca de 240 dólares.

Murtinho
Abdallah Murtinho mientras imparte clases en Lacosta Range.Carlos Yagual

Si ya se desean los palos, otra alternativa es comprarlos ‘corriendo la voz’ entre las personas que quieren vender los antiguos, así aconseja Pablo Díaz, profesor de golf en el Guayaquil Country Club, que asegura que se puede encontrar de esta forma los implementos desde 300 dólares.

El instructor da clases en el club antes mencionado por 20 dólares la hora, donde se alquilan las pelotas por 5 o 10 dólares y se prestan los palos. Una oferta que tiene el club es que da un mes de cortesía al invitado de socio para que se conozca las instalaciones y si desea dé sus primeros golpes, además de tomar las clases pagadas.

Una vez que una persona ya sabe jugar golf, es obligatorio que saque su hándicap, que consiste en el nivel de juego que tiene un golfista en relación al campo de juego donde va a jugar. Un novato tiene 36 y un experto 0. Por 80 dólares puede obtenerse este requisito en la Federación Ecuatoriana de Golf, indica su presidente Francisco Torres, quien manifiesta que uno de sus deseos es hacer que esta disciplina sea más cercana a la gente.

Golf
Luego de aprender, un buen juego de palos de golf puede conseguirse desde 300 dólares.Carlos Yagual

Sostiene que la entidad tiene proyectos en el Parque Bicentenario, en Quito, y en Guayaquil en el Parque Samanes, para que con un bajo costo el ciudadano pueda jugar este deporte.