Deportes

El Capwell sería el fortín de Barcelona

Los problemas de iluminación que tiene el estadio Monumental no le permitirían jugar allí la Copa Libertadores.

Copa Libertadores.
Barcelona se podría ver en la necesidad de alquilarle el estadio Capwell a su tradicional rival.Archivo / Expreso

El tiempo y la crisis económica que atraviesa son los principales rivales que tiene Barcelona de cara a la temporada 2020, en lo que a su participación en la Copa Libertadores se refiere.

El 17 de diciembre se confirmó que la Cámara de Mediación de la FIFA le dio al Ídolo ecuatoriano un plazo de 45 días (que ya está corriendo), para cancelar 1'500.000 dólares al futbolista argentino Ariel Nahuelpán, por concepto de una deuda que viene arrastrando desde hace algunos años.

RUEDA DE PRENSA BARCE (30813230)

Bustos se puso la amarilla

Leer más

Pocos días antes, la nueva dirigencia encabezada por Carlos Alfaro Moreno se enteró que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) no ha dado su visto bueno para que el equipo dispute dus partidos correspondientes a la Copa Libertadores en el estadio Monumental, debido al mal estado de su sistema de iluminación.

vito-barcelona

Vito Muñoz causa polémica en Barcelona porque la sala de prensa lleva su nombre

Leer más

Esta limitante abre la posibilidad de que los toreros jueguen de locales en el estadio Capwell, si desean mantenerse en la sede de Guayaquil. En ese sentido, vale la pena recordar que el estadio Modelo Alberto Spencer, administrado por la Federación Deportiva de Guayas (Fedeguayas), no reúne las condiciones mínimas para ningún tipo de competencia.

La otra alternativa es buscar un escenario fuera de la provincia, pero allí entraría en juego el aspecto económico, ya que ningún otro estadio de la Costa ecuatoriana tiene la capacidad de la Caldera, que además es considerado como uno de los mejores del continente y está habilitado para torneos internacionales.

El primer rival de Barcelona en la Copa Libertadores 2020 es el Progreso de Uruguay. La llave se cerrará en Ecuador, el 29 de enero.