El caos, el principal virus en El Nacional

  Deportes

El caos, el principal virus en El Nacional

El cuadro criollo tiene tres fechas para evitar el descenso. Fabián Paz y Miño y Ernesto Guerra lamentan esta realidad, tan distinta a la que vivieron

lucia+Vallecilla+Nacional+dESCENSO
El arquero Johan Padilla (verde) se fue de El Nacional después de varios problemas con la presidenta, Lucía Vallecilla (rojo).Archivo

El Nacional vive un infierno institucional y deportivo. Le quedan tres fechas para evitar el descenso, pero el panorama luce más complicado porque cada día aparece un nuevo problema. El último fue el cruce verbal protagonizado por la presidenta Lucía Vallecilla y Edison Méndez.

Reinaldo Rueda, director técnico de Chile.

Reinaldo Rueda negocia su salida de Chile y Colombia le abre las puertas

Leer más

Según la dirigente, el bimundialista permitió el ingreso de bebidas alcohólicas a la concentración mientras era el entrenador del primer plantel. Dijo que tiene videos para comprobarlo. La respuesta fue inmediata. Méndez desmintió todo, la acusó de romper el grupo y anunció una demanda. Y esta solo es una pequeña arista del largo historial de problemas durante esta campaña.

Vallecilla se abrió varios frentes este año. Durante la paralización del campeonato por la pandemia decidió bajar los sueldos de los futbolistas y personal administrativo. Las reducciones fueron del 10 al 50 %. Dijo que lo hizo para evitar la quiebra del club. Algunos futbolistas aceptaron y otros mostraron su descontento. Inclusive, en ese momento empezaron los cruces con el arquero Johan Padilla, quien ahora está en Delfín.

La crisis, según ella, se originó porque GolTV no cumplió con los pagos a tiempo. Hasta dijo que puso más de un millón de dólares de su bolsillo para cumplir con algunas obligaciones. Pero, los jugadores siguieron sin cobrar sus sueldos. Según Méndez, solo un grupo pequeño recibió el pago en estos meses y eso empezó a dividir el grupo.

Eso fue confirmado por un exasistente técnico que ha tenido el equipo esta temporada y que prefirió el anonimato. Según él, van cerca de seis meses que algunos futbolistas no han recibido su sueldo y que rara vez se han cumplido los acuerdos que han tenido con la presidenta.

Moisés-Caicedo

Europa pone sus ojos en Moisés Caicedo

Leer más

Johvani Ibarra, quien fue preparador de arqueros con el cuerpo técnico de Méndez, explicó que se hizo un asado en la concentración para unir al grupo y que tomaron limonada porque hasta la gaseosa es perjudicial. De paso, explicó que todo salió del bolsillo de 'Kinito’.

“Edison hizo compras para algunos jugadores porque ellos no han tenido ni para comprar el arroz. Les ayudó con alimentos, las cosas son muy distintas a lo que pretende decir la señora (Vallecilla)”, lamentó.

La inestabilidad en el cuerpo técnico ha sido otro gran problema. Han pasado cinco entrenadores en 27 jornadas. El año inició con el colombiano Eduardo Lara. Él viajó a su país natal y ante los problemas económicos, que ya eran notorios, puso como condición para regresar al banquillo que se cumpla con los jugadores. Fue despedido.

Luego llegó Jorge Montesinos y se fue por malos resultados. Asumió el cargo Javier Rodríguez pero no duró ni 15 días. Se fue por un inconveniente con Vallecilla. Edison Méndez también tuvo problemas con la dirigencia y se fue.

En su lugar debía asumir Marcelo Zuleta. Él contó que tenía todo arreglado, pero cuando iba a someterse a una prueba PCR antes de ingresar al complejo, la presidenta le llamó para decirle que había un problema interno y se caía el trato. Se conoció que los jugadores se opusieron a la salida de Méndez. Por ello ahora el equipo está a cargo de José Villafuerte.

Según el goleador histórico del equipo, Fabián Paz y Miño, cuando no hay una buena relación entre las partes, no marcha bien el equipo. “Es lamentable lo que está pasando en el equipo. Se están sacando los cueros al sol. No puede suceder eso. Una institución tiene que ser un grupo de amigos, de familia”, señaló.

De acuerdo a su experiencia como futbolista, por más que los jugadores quieran enfocarse en lo deportivo para salvar la categoría “siempre entra la preocupación a la cancha porque están pensando en los problemas familiares, la situación de los hijos, los cruces con la directiva”.

Paz y Miño considera que lo recomendable es que se haga una tregua para las últimas tres fechas, sobre todo entre cuerpo técnico y jugadores. “Esperemos el milagro porque si siguen así, con esa trinca que hay dentro de la institución no vamos a salir de esta situación. Sinceramente me duele mucho porque fui parte del equipo durante 20 años, fue toda una vida y lo que ahora se está viviendo da muchísima pena”.

Debe reformarse la institución. A lo mejor, volver a manos de las Fuerzas Armadas para recuperar a ese El Nacional organizado de décadas pasadas.

Fabián Paz y Miño

Ernesto Guerra, quien como entrenador inició los dos tricampeonatos, es más lapidario. “El trámite del año lo ha puesto en ese lugar y es difícil otro resultado si las cosas siguen así. Además, ¿para qué salvar la categoría? ¿Para seguir en lo mismo?”.

Guerra sostiene que el equipo debe someterse a una reestructuración total para evitar que estos problemas se repitan. “De corazón espero que se salven la categoría, pero como están jugando y como se ha visto tanto problema, le veo muy difícil. No es imposible, sin embargo por el trámite del año el descenso sería lo normal”, concluyó.

El club siempre fue ejemplo de disciplina y puntualidad. No puede estar jugando estos partidos tan desesperantes. Espero que haya una reestructuración.

Lucía Vallecilla

Cabe anotar, que sería el tercer descenso de El Nacional. El primero fue en 1979. El segundo se dio en 2018, pero no jugó en la serie B al año siguiente porque LigaPro aumentó la cantidad de equipos en serie A.

Andersson Ordóñez en su entrenamiento.

Se terminó la temporada para Andersson Ordóñez

Leer más