Deportes

El camino en círculos de los Juegos Olímpicos

EL COI calificó de falso el rumor de una suspensión del certamen, pero a algunos dirigentes y deportistas les preocupa la incertidumbre que viven

Juegos-olímpicos-tokio-2020
Aunque el COI ya dio su versión oficial, los efectos de la pandemia atentan contra la organización de muchos eventos, incluidos los Juegos Olímpicos Tokio 2020.KIMIMASA MAYAMA

El presidente de la Federación Ecuatoriana de Remo (FER), Paulo Salavarría, admite que quienes integran dicha disciplina viven con incertidumbre la posible suspensión de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 (el nombre original se mantiene, sin importar el año). El diario británico The Times aseguró que los organizadores del evento tomarían esa decisión, debido a los estragos que causa la pandemia de la COVID-19.

Estado-Modelo-torneo-nacional

El estadio Modelo será la casa de 9 de Octubre y Guayaquil Sport

Leer más

Aunque el Comité Olímpico Internacional (COI) desmintió esa información, a la que calificó como “categóricamente falsa”, el mundo del deporte se muestra inquieto, y Ecuador no es la excepción.

“Sería lamentable que esto suceda (la suspensión), ya que hemos trabajado muy duro para lograr una plaza en la cita olímpica, tanto en el remo convencional como el pararremo. Estamos a la espera de alguna notificación formal. La Word Rowing anunció que el preolímpico sigue en marcha y se realizará del 4 al 7 de marzo en Río de Janeiro”, dijo Salavarría.

Kristel Del Rosario es la esperanza del remo nacional para estar en la cita olímpica. Ella continúa con su entrenamiento, tratando de mantenerse alejada de los rumores.

No hay duda que los Juegos se realizarán. Lo que están viendo los organizadores es la forma de hacerlo con el máximo de seguridad posible

Augusto Morán, presidente del Comité Olímpico Ecuatoriano.

“Es la cita más grande para todos los deportistas y sería muy lamentable si no se llegara a dar”, opinó Diana Durango, competidora de tiro.

NO A LOS RUMORES

Augusto Morán, presidente del Comité Olímpico Ecuatoriano (COE), le aseguró a EXPRESO que la competencia se dará según lo programado.

“Los Juegos Olímpicos de Tokio están totalmente ratificados por el Comité Olímpico Internacional y por el Gobierno japonés, van a ser disputados desde el 23 de julio hasta el 8 de agosto. Acabamos de tener una reunión con el presidente (del COI), Thomas Bach, en donde no se puso en tela de duda los Juegos. Se habló de cómo se van a realizar los mismos, con un formato totalmente diferente, porque la pandemia obliga a tener un modelo donde habrá ausencia de público, los deportistas van a tener condiciones especiales, se conversó el tema de las vacunas, la dificultad que tenemos ahora para la participación en los clasificatorios por la nueva ola (de la COVID-19) que está viniendo de Europa, pero nunca se habló de la posibilidad de suspender el evento”, sentenció Morán.

El directivo enfatizó que Ecuador sigue firme en su intención de estar en Tokio 2020, e hizo un llamado a los deportistas para que no se dejen influenciar por los rumores, al tiempo de pedirle al Gobierno ecuatoriano “la transferencia de un remanente de 2020 para el Alto Rendimiento”, que se necesita para seguir con el trabajo del ciclo olímpico.

Seguiremos con la planificación, siempre acogiendo lo que señalen las fuentes oficiales y no los rumores

Eduardo González, Secretaría del Deporte.

Este diario también buscó la versión de la Secretaría del Deporte. Eduardo González, subsecretario de Alto Rendimiento, fue el encargado de darla.

“Nosotros esperamos que no se cancelen los Juegos, pero siempre nos regiremos por lo que digan las fuentes oficiales. Me extraña que un diario tan prestigioso (The Times) publique una noticia de forma que considero irresponsable. Por nuestra parte seguiremos trabajando de forma normal, siguiendo las indicaciones brindadas por el Comité Olímpico Internacional”, indicó.

Mientras se resuelve la situación, el deporte ecuatoriano mantendrá su plan de trabajo del ciclo olímpico (Juegos Bolivarianos, Panamericanos Juniors, etc.).

Las reacciones no se hicieron esperar a nivel internacional y, aunque el COI negó el rumor, una sombra de duda pone en jaque a la mayor cita deportiva del mundo.