Deportes

Brahian Alemán: "Me sacaron de Barcelona y en Liga de Quito invité a Aguinaga a darnos de golpes"

El volante argentino contó algunas cosas sobre su paso por el fútbol ecuatoriano.

Brahian Alemán
El volante uruguayo tuvo un buen paso por Barcelona en 2015. En 43 partidos hizo 12 goles y dio 12 asistencias.Archivo

Brahian Alemán jugó en 2015 en Barcelona y protagonizó el bombazo del mercado de transferencias cuando firmó por Liga Deportiva Universitaria de Quito. Sin embargo, el mismo jugador confesó que "nunca se fue por la plata" y que lo sacaron del plantel amarillo. Mientras, de su paso por el albo recuerda el problema que tuvo con el entrenador Álex Aguinaga.

“Yo no me fui de Barcelona. A mí me sacaron. Eso es lo que la gente no sabe. Todos se piensan que yo me fui por plata. Mentira. Les dije que era una falta de respeto y que me tenían que haberlo comunicado antes. Yo estaba caliente porque volví a Guayaquil a hacer la pretemporada pensando que todo estaba normal”, dijo Alemán (30 años) a EcuSport.

Jordi.jpg

Recortes en la Ecuafútbol: El sueldo del cuerpo técnico de Jordi Cruyff bajó el 70%

Leer más

El uruguayo continuó su relato. “Estuve tres días ahí (en Guayaquil), esperando que alguien se acercara a hablar conmigo y nadie se acercó. Fui a cenar una vez con Damián Lanza, Gabriel Marques y ellos se iban a hacer la pretemporada”.

Al final, dijo que se quedó en esa ciudad esperando alguna respuesta de los directivos. Pero, al final se regresó a Uruguay con todas sus cosas. "Ya había rechazado una oferta de Liga (de Quito) y cuando se enteraron de eso volvieron a acercar más ofertas”, agregó.

Mientras, ya en el cuadro universitario, tuvo algunos problemas con el entrenador Álex Aguinaga, al punto que lo retó a darse de golpes.

“Lo invité a pelear porque algo pasaba, le dije ‘vos tenés un problema personal, nos vamos para allá que está todo oscuro y se termina el problema, ya está. Me respondió que no se qué, ahí le dije ‘pero vos tenés algo conmigo, porque es todo conmigo, si tenés un tema personal, vamos y lo arreglamos. Vamos para allá atrás porque está lleno de cámaras acá’, porque le gustaba entrenar con cámaras”, confesó Alemán.