Deportes

Barcelona: Damián Frascarelli piensa demandar al Ídolo por deudas

El golero uruguayo Damián Frascarelli afirmó que los amarillos aún tienen una deuda pendiente con él, por sus servicios en 2019.

Frascarelli
Damián Frascarelli atajó el año anterior en el conjunto amarillo.Archivo

El golero Damián Frascarelli aún no olvida a Barcelona. Y no es porque el uruguayo alcanzó algún título o se mantuvo por mucho tiempo en el Ídolo, sino por una deuda que el club mantiene con él.

En una entrevista con Radio Huancavilca de Guayaquil, al actual arquero de Aucas confesó que debido a esta deuda tiene pensado demandar a los amarillos.

Marcelo Elizaga

Marcelo Elizaga: "Sentí que no me valoraron por cómo salí de Emelec"

Leer más

“Por supuesto que estoy pensando en una demanda. Todo trabajador tiene derecho de cobrar por su trabajo. Estoy pidiendo lo que trabajé. Para mí es buena plata lo que me debe Barcelona”, sostuvo el portero de 34 años.

Frascarelli, quien también estuvo en Guayaquil City, se refirió además a una eventual reducción salarial que podrían acogerse los clubes nacionales, para afrontar la crisis que dejaría la pandemia del coronavirus.

“Lo que pasa es que la situación va a depender del jugador... No es lo mismo reducción de sueldo en Barcelona, Emelec o Liga de Quito, que Guayaquil City, Aucas, no es la misma realidad”.

Barcelona también tiene una deuda con otro Damián

Por otro lado, Damián Lanza, exgolero del cuadro canario, aseguró que Barcelona aún tiene que cancelarle una deuda pendiente, aunque indicó que ese tema lo manejan sus abogados.

“Todo va por el cauce normal, de esto se encargan mis abogados, pero nadie del club se ha comunicado conmigo”, afirmó Lanza.

Para recordar, el golero Damián Frascarelli llegó a Barcelona a inicios del año anterior, pero esta temporada el uruguayo no fue considerado para una renovación de su contrato.

Además, el portero charrúa es recordado por la expulsión que sufrió en un Clásico del Astillero, que se disputó el 20 de octubre del año anterior en el estadio Monumental, luego de detener con el antebrazo al delantero de Emelec, Daniel Angulo, a los seis minutos de juego. Ese partido lo terminó perdiendo el cuadro amarillo 3-0.