Deportes

Aucas también cuida de sus divisiones formativas

En rueda de prensa, el coordinador de inferiores, Ignacio Laurino, habló sobre el estudio que se mantiene con los niños del equipo oriental.

aucas1
Entrenamiento de Aucas antes del inicio de la emergencia, en el estadio de Chillogallo. GUSTAVO GUAMAN

El quimestre académico está por finalizar y luego los jóvenes tendrán dos meses de vacaciones hasta retomar las clases en septiembre, aún con la duda de si las cosas en el mundo volverán a la normalidad.

Pero en ese tiempo de vacaciones, la directiva de Aucas pretende retomar, al menos, los entrenamientos de las divisiones formativas, puesto que los niños de Papá ni siquiera saben si sus torneos se reanudarán después de la emergencia.

Richard Carapaz

El título de Richard Carapaz en el Giro estará en juego en octubre

Leer más

Así lo manifestó Ignacio Laurino, coordinador de formativas de Aucas, en rueda de prensa virtual este martes 5 de mayo de 2020. "Nos focalizamos en que los niños sigan haciendo sus entrenamientos en casa, con elementos que tengan en casa, todo dentro de sus posibilidades. Algunos nos han manifestado que tienen una cancha o plaza cerca, pero preferimos que no se arriesguen", manifestó.

A decir de Laurino, el trabajo con los niños es todavía más comprometido que con el primer equipo, dado que a ellos "les cuesta entender lo que ocurre en el mundo y también sienten una gran ansiedad por volver a los entrenamientos".

La salud mental de las divisiones formativas es algo que Aucas cuida muy de cerca. Es por eso que los entrenadores de cada categoría mantienen comunicación diaria con los jugadores, hacen videollamadas grupales y hubo un seguimiento personalizado para cerciorarse de que cada niño tuviera un dispositivo y conexión a internet.

El fisioterapeuta oriental, Carlos Alomoto, también formó parte de la rueda de prensa virtual e hizo un análisis general de la situación del primer equipo. A su decir, hasta ahora no se han reportado lesiones de seriedad en el equipo, aunque el regreso a entrenamientos será, al inicio, un constante estudio de daños físicos.

"Hemos estudiado un protocolo de modo que, si llegara a haber una lesión de gravedad, un grupo médico nos podamos desplazar a la casa del futbolista, tomando todas las precauciones de seguridad".