Deportes

El árbitro Guillermo Guerrero, con la mira fija en Catar 2022

El árbitro ecuatoriano se prepara durante la cuarentena para llegar a la cita mundialista. Le contó a EXPRESO sus metas cumplidas y algunas anécdotas

Guillermos
Guillermo Guerrero, árbitro ecuatoriano, que busca llegar al Mundial Catar 2022.Cortesía

El 2019 fue un buen año para el árbitro ecuatoriano Guillermo Guerrero, pues la temporada pasada consiguió pitar por primera vez en la Copa Libertadores y Sudamericana, Mundial sub-17 y un Clásico del Astillero.

Guerrero, en una entrevista con EXPRESO, calificó la temporada pasada como de muchos logros, ya que pudo cristalizar viejos anhelos. “Afortunadamente se presentó la oportunidad de dar un salto importante a nivel internacional. En 2018 había pitado en la Copa Libertadores, pero sub-20. Ahora lo hice en la de mayores. Además, estuve en mi primer Mundial (Brasil sub-17) y pité por primera vez en un Clásico del Astillero”, recordó el guayaquileño.

nadal

Coronavirus: Las fechas del US Open se mantienen

Leer más

Sobre el duelo que se dio en mayo de 2019, el cual terminó con victoria 1-0 de Barcelona sobre Emelec en el Capwell, Guerrero confesó que fue un partido que “por poco se me sale de las manos”. “Era mi primer Clásico del Astillero, la verdad que sentía algo de nervios al inicio, pero después de unos minutos me fui aflojando, pero las pulsaciones estaban a mil”, recordó.

El juez, de 34 años, rememoró que el jugador más difícil de manejar en ese cotejo fue Gabriel Marques, del club torero. “Él pasó hablándome todo el partido. Recuerdo que le había sacado una amarilla y me seguía reclamando, por lo que para evitar echarlo prefería alejarme, para no darle oportunidad a que dijera algo que provocara su expulsión”.

En cuanto al futbolista más complicado con el que le ha tocado lidiar, Guerrero afirmó que hasta ahora ha sido Damián Díaz. “Él es un futbolista que le gusta manejar el juego de su equipo y también todo lo que está a su alrededor, rivales y árbitros. A Díaz siempre le gusta reclamar y constantemente está increpando al árbitro, en alguna decisión que no le parece, pero entiendo que esa es su forma de ser, ya que es un jugador que se mete de lleno en lo que hace”.

Ibarra

Renato Ibarra: "Tengo que aclarar que nunca hubo agresión"

Leer más

Sobre sus próximas aspiraciones, el réferi aseguró que ahora su principal objetivo es pitar en duelos de eliminatorias y llegar al Mundial de Catar 2022. “Me gusta trazarme objetivos. Cumplí algunos el año anterior y ahora me he propuesto llegar al Mundial de Catar. Esa es mi mayor motivación en la actualidad y para ello me preparo día a día”, indicó.

guillermo guerrero2 (1)
El juez tricolor se prepara durante la cuarentena.Cortesía

Para llegar a dicha cita ecuménica, Guerrero afirmó que necesita cumplir con varios puntajes que le exige la FIFA, tanto en actuaciones en cancha, como en la parte académica. “Todo dependerá de lo que haga de aquí hasta antes del Mundial. Al ser árbitro FIFA (desde 2017) nos exigen reportes mensuales, evaluaciones de partidos y de conocimiento. Por ello trato de siempre ver partidos pasados y evalúo qué fallas he cometido para corregir”.

Actualmente se encuentra estudiando inglés, pues “a nivel internacional se necesita dominar este idioma”.

“Cuando fui al Mundial sub-17 del año anterior en Brasil, me di cuenta de la importancia que es saber inglés, sobre todo cuando uno va a pitar este tipo de eventos. Afortunadamente, como estaba en un curso, me pude defender algo, pero estoy consciente de que para Catar 2022 necesito saber más”, mencionó.

Al igual que los jugadores profesionales, el árbitro guayaquileño comentó que los miembros de su gremio también están sufriendo las consecuencias de la paralización del fútbol por el coronavirus. “Esta para no solo afecta en el rendimiento físico a los jugadores, sino también a nosotros. Por ello, los árbitros nacionales entrenamos en nuestros hogares para no perder el ritmo”.

Guerrero comentó que junto al resto de sus compañeros cumplen con algunas rutinas de ejercicios, las cuales se dan bajo las instrucciones de un preparador físico. Confesó que en su hogar, luego de ayudar con las labores domésticas, pasa algunas horas viendo partidos de fútbol, a través del canal de YouTube, también leyendo folletos informativos que le envían desde la Conmebol, pues su meta es estar “papelito” para cuando se reanude el fútbol local e internacional.