Deportes

Ángel Mena, encendido de entrada

El atacante ecuatoriano del León registra cuatro goles en las tres primeras jornadas del campeonato mexicano.

Mena
Ángel Mena, atacante del León, celebra el primer tanto ante el Pachuca.EFE

El eficiente nivel de Ángel Mena con el León no es novedad ni poca cosa, pero otro hecho destacable en el atacante ecuatoriano de León es que sus ejecutorias no cesan y mantiene su rendimiento de una temporada a otra, lo que habla de un futbolista que ha encontrado estabilidad con los Panzas Verdes y está a gusto.

“Tengo todas las ganas de seguir acá, tengo contrato y me han tratado muy bien, estoy a gusto pero tampoco se descarta cualquier opción que se pueda presentar en otro lugar, así que esperaremos”, declaró el ofensivo a fines del 2019, donde era tentado por varios clubes, pero finalmente decidió quedarse en el conjunto donde ha encontrado su lugar ideal en México.

Kobe Bryant

A Kobe Bryant no le faltó ni el Oscar

Leer más

Se juega como se vive, es un viejo adagio del fútbol y Angelito lo aplica a plenitud luego de que en el 2017 no pudo cumplir un buen papel con el Cruz Azul, club donde carecía de oportunidades, algo que sí tiene en su actual equipo, con el que registra un importante inicio de temporada con el objetivo de alcanzar el cetro que en el Torneo Clausura del año pasado le fue esquivo en una serie ante Tigres, de su compatriota Enner Valencia, que a la postre se llevó el título. 

Imposible dejar de lado la lesión que sufrió el ofensivo de León, que complicó en gran parte la meta de su representativo.

Mena suma cuatro goles en la tres primeras jornadas de la presente Liga MX, donde León pelea puestos estelares, entre otras razones, gracias a la performance del otrora jugador de Emelec. Las tres víctimas del tricolor en este ciclo han sido el Querétaro con un doblete, el Santos Laguna y la noche del sábado el Pachuca, donde abrió la ruta de la victoria por 3-0 luego de una notable jugada colectiva que el ecuatoriano terminó de forma precisa. 

Mena tiene hambre de gloria, esa que solo saciará con el título azteca, un faro que sigue a base de entrega, goles y notables presentaciones que lo ubican como uno de los mimados de la afición.