Ciencia y Tecnologia

Tres ecuatorianos entre los "Innovadores menores de 35" del MIT

Roger Romero, Carlos Andrés Obando y Joshua Salazar son parte de las mentes más brillantes e innovadoras escogidas por el MIT Technology Review, en Latinoamérica. Te contamos cuáles han sido sus aportes.

Innovación
El MIT Technology Review premia a las mentes más brillantes e innovadoras cada año.Pixabay

Roger Romero (23) quiere democratizar el consumo de omega-3 con su levadura transgénica capaz de producirlo rápidamente y a bajo coste. Carlos Andrés Obando (33) tiene una app que utiliza IA para ayudar a las personas con discapacidad visual a reconocer objetos y colores. Y, Joshua Salazar (22) convierte viejos televisores en ordenadores de bajo coste dotados de contenido académico para comunidades sin Internet. Estas tres mentes son ecuatorianas y han sido reconocidas por el MIT Technology Review, propiedad del Instituto Tecnológico de Massachusetts, como "Innovadores menores de 35", en las categorías: emprendedores, humanitarios y pioneros, a nivel de Latinoamérica.

El MIT Technology Review premia, cada año, a las mentes más brillantes e innovadoras que están creando iniciativas o desarrollando proyectos para resolver los problemas actuales del mundo, agregando tecnología para afrontar de mejor manera los más importantes retos. Su objetivo es reconocer a los jóvenes que lo están haciendo posible.

Roger Romero
Roger Romero, crea SilicoChem, un experimento con el consumo de omega-3.mit

Los ácidos grasos omega-3 son un grupo de ácidos grasos poliinsaturados, famosos por sus propiedades nutricionales y beneficios para la salud. Juegan un papel importante en el crecimiento y el desarrollo del cerebro, en la regulación de la presión sanguínea y de la función renal, en la coagulación sanguínea y en las reacciones inflamatoria e inmunológica

Leoncio Huamán

Vision D, una idea que elimina la necesidad del lenguaje de señas

Leer más

Dado que son esenciales en la nutrición humana, la comunidad científica establece que su consumo diario debe ser de un mínimo de 250 miligramos. Estos ácidos grasos se encuentran de forma natural y varias especies vegetales y de pescado. Esto provoca que su producción se asocie a problemas ambientales relacionados con el uso de pesticidas y con los de la propia actividad pesquera.

Frente a este problema, el trabajo fin de grado de Biología, de Roger Romero, se centró en encontrar mejores métodos para producir omega-3. Para ello, creó un modelo computacional de una levadura al que le incorporó genes para que este hongo unicelular fuera capaz de producir estos ácidos grasos por sí mismo. 

A través de SilicoChem, Roger utiliza la biotecnología con el fin de producir biomasa de alto valor agregado en el país. En concreto, ya produce dos compuestos: el ácido linoleico (CLA) y el ácido docosahexaenoico (DHA); dos ácidos grasos omega-6 y omega-3, respectivamente.
Carlos Obando
Carlos Andrés Obando creó SpeakLiz Vision, una app para las personas con discapacidad visual.mit

Andar por el mundo sin el sentido de la vista sigue siendo difícil aún con el braille y la ayuda de bastones o perros lazarillos; identificar ciertos objetos mucho más. Para intentar paliar este problema, Carlos Andrés Obando, ingeniero mecánico, creó la startup Talov

De ahí nació su app SpeakLiz Vision, que ayuda a identificar objetos, colores y hasta palabras. ¿Cómo? Utiliza inteligencia artificial en tiempo real para reconocer imágenes como billetes de distintas divisas, gracias a una gran base de datos de imágenes. 

Poema

El nuevo Benedetti podría ser un robot

Leer más

La app, que es gratuita, también puede ser utilizada para que lea textos al usuario, e incluso es capaz de reconocer el color de objetos, algo muy útil a la hora de hacer la compra o escoger ropa. Funciona en 35 idiomas y no depende de Internet. 

Joshua Salazar
Joshua Salazar convierte televisores viejos en ordenadores.MIT

Más o menos el 20 % de la población ecuatoriana no tiene acceso a Internet fijo o móvil. Este problema se da especialmente en zonas rurales, donde no hay infraestructura para este servicio. En estas áreas tampoco hay bibliotecas públicas, por lo que el acceso al conocimiento está muy limitado.

Joshua Salazar, físico de profesión, creó Offline-Pedia, un proyecto que ofrece ordenadores de muy bajo coste con materiales reciclados y que van precargados con material académico procedente de Wikimedia al que se puede acceder sin conexión a Internet. 

Hasta el momento han instalado estos ordenadores baratos en cuatro comunidades rurales del país.

Para fabricar estos ordenadores, Salazar combina viejos televisores de tubo abandonados con Raspberry Pi, unos ordenadores de placa reducida dotados con un software libre llamado Kiwix. Dicho software permite acceder a Wikipedia y a otras fuentes de conocimiento offline.