Ciencia y Tecnologia

Stunx: Un ecuatoriano y su celular, viviendo el sueño gamer

El guayaquileño de 21 años forma parte del equipo profesional de Free Fire de Infinity E-Sports hace dos meses. Todo lo hace a través de su dispositivo móvil

Stunx
Stunx tomó la decisión de profesionalizarse en los videos juegos por primera vez, con Free Fire.Cortesía Infinity E-Sports

Genera ingresos y hace lo que le apasiona. Los prejuicios que sobrevuelan la idea de ser gamer profesional y crear una carrera a través de los videojuegos acaban cuando los sueños se materializan y, sobre todo, se demuestra que existe talento. A sus 21 años, Stunx ya lo consiguió. ¿Cómo? Desde su iPhone XS Max.

straight

Straight, el gamer ecuatoriano que triunfa en Latinoamérica

Leer más

Bryan Santana se unió a Infinity E-Sports (uno de los equipos de deportes electrónicos más importantes de Latinoamérica) hace dos meses aproximadamente, para formar parte del equipo de Free Fire (juego móvil de acción-aventura del género battle royale). Todo, en el contexto de una pandemia que le llevó a ponerle una pausa a su carrera de Desarrollo de Aplicaciones Web, debido a que las clases virtuales no eran de su mayor agrado.

Sin embargo, el aislamiento por el coronavirus sirvió para que su comunidad en Booyah! (plataforma que utiliza para hacer transmisiones en vivo) alcance más de 17.000 seguidores.

Stunx, al igual que un gamer de PC o consola, debe seguir los mismos estándares de disciplina y entrenamiento para mantener a tope su actual sustento de vida. Sólo que desde la pantalla de su celular, eso es lo único que los diferencia, porque las estrategias y análisis de partidas se mantienen sin importar la plataforma.

Ewok

Ewok, la niña sorda que rompe barreras y arrasa en Fortnite

Leer más

El joven guayaquileño reconoce que adaptarse a la interfaz gamer de un dispositivo móvil es complicado, sobretodo si estás acostumbrado a un ordenador, como fue su caso. Sin embargo, "todo es cuestión de adaptarse", como él mismo cuenta.

Tras probar otros títulos de similar característica, también en móviles, Free Fire fue su lugar ideal. "El juego tuvo su hype cuando recién empezó, pero yo estaba en otras plataformas. Lamentablemente ese juego murió y decidí probar Free Fire. Ya a partir de ese momento me capturó y seguí dándole. Por suerte ahora estamos donde estamos", cuenta.

En el camino a la profesionalización, las dificultades técnicas ocuparían un segundo plano en la lista de complejidades. La primera antes de dar el salto, sin duda, es la aceptación de tus padres. "Al principio no me creían, como a cualquiera le pasaría supongo. Decían que todo era una mentira, que me estaban estafando. Ya cuando vieron que sí hay premios, que sí se le mete ganas dijeron ah sí, es verdad", cuenta Stunx, sin olvidar aclaran que el apoyo que recibe ahora es total.

¿Sus ingresos?

Stunx vive de los videojuegos. Los profesionales tienen varios canales de ingresos dependiendo competencias y contratos con marcas. 

Por las transmisiones en vivo que él realiza en la plataforma Booyah!, recibe cerca de $ 400 mensuales debido a un acuerdo que tienen con el club Infinity E-Sports. Además del salario como gamer que tiene por pertenecer al equipo, mismo que prefirieron no mencionar por una cláusula de confiabilidad. En todo caso, los número son bastante agradables.