Ciencia y Tecnologia

Este dispositivo portátil convierte el agua de mar en agua potable

Quench Sea tiene el tamaño de una plancha, pesa menos de un kilo y puede producir hasta 3 litros de agua potable por hora

dispositivo-50eu-convierte-agua-mar-agua-potable-1984919
el gadget ha sido ideado para situaciones de emergencia, excursionistas, aventureros, y personas que no tienen acceso a agua potable, pero viven al lado del mar.twITTER/quenchsea

La escasez de agua potable es uno de los problemas a los que se enfrentará la Humanidad en las próximas décadas, según organizaciones ambientales como Greenpeace y distintos expertos. En relación a este tipo de inconvenientes a futuro, se han planteado algunas propuestas, pensando incluso en "bebernos" el agua de mar. Pero, ¿Es esto realmente posible?

Hace tiempo que existen máquinas desalinizadoras de agua de mar, pero son muy caras, y se usan a nivel industrial. Sin embargo, el gadget Quench Sea se ha convertido en el primer dispositivo desalizador del mundo, portátil y barato, buscando de esta manera aportar a futuras problemáticas relacionadas a la escasez de agua. Cuesta 50 euros (59,21 dólares) y puede convertir el agua de mar en agua potable. No solo desaliniza, también higieniza.

microplasticos

Detectan partículas de microplástico en tejido humano

Leer más

Quench Sea ha sido ideado para situaciones de emergencia, excursionistas, aventureros, y personas que no tienen acceso a agua potable, pero viven al lado del mar.

Asombra no solo lo por lo barato y pequeño que es, sino porque no necesita batería ni usa ningún tipo de energía, salvo la humana: funciona en modo manual. Puedes ver cómo hace su magia en este vídeo:

El proceso que convierte el agua de mar en agua potable es complejo, pero al mismo tiempo sencillo de llevar a cabo.

La clave está en mover una manivela que se extrae del dispositivo, que sirve para aumentar la presión del agua de mar hasta las 60 bars, mediante un mecanismo hidráulico. Un sistema de ósmosis inversa a alta presión elimina la sal del agua.

El triple filtro también elimina los sólidos suspendidos, los patógenos, virus, bacterias y microplásticos. Una última membrana de 0,01 micrones de grosor termina de separar el resto de contaminantes.

A continuación un filtro de carbón activo absorbe los olores y sabores. El resultado es agua potable sin sabor ni olor. El proceso ha sido certificado como válido por la empresa de certificación independiente TÜV NORD.

industria-contaminacion

La disminución de las emisiones durante la pandemia serán insignificantes

Leer más

Quench Sea puede producir hasta 3 litros de agua potable por hora. No está nada mal para un dispositivo portátil y manual del tamaño de una plancha, que pesa menos de un kilo.

Busca financiación en Indigogo, pero ya ha recaudado el 531% de lo que necesitaba. También existe la opción de donar uno de estos aparatos a una ONG, por unos 33 dólares en la misma página.