Ciencia y Tecnologia

Lagarto se empachó al comer pizza y tuvo que ser sacrificado por científicos

El reptil no pudo procesar la gran cantidad de grasa que asimiló al comer tanta pizza y acumuló una gran cantidad de heces en su intestino

lagartija-pizza-record
Tomografía computarizada de un lagarto de cola rizada con una masa de 22 gramos de comida digerida en su vientre.Museo de Florida

Si los seres humanos se indigestan, otros seres vivos también. Lo inusual es que animales como, por ejemplo, un reptil se empache hasta la muerte de pizza. Sin embargo, ocurrió.

Es lo que le pasó a un ejemplar hembra de la especie Leiocephalus carinatus, mejor conocida como lagarto de cola rizada del norte. Comió demasiada pizza y tuvo que ser sacrificada. ¿Hasta qué punto llegó a estar? Solo basta ver la imagen de arriba y la foto de más abajo.

Una pregunta que puede surgir a estas alturas es saber cómo fue que esta lagartija accediera a las pizzas. Va la respuesta.

noticias-whatsapp-expreso-suscripcion-gratis

Recibe las noticias de EXPRESO en tu Whatsapp: solo información verificada

Leer más

El animal adquirió ese hábito porque habitaba al lado de una pizzería en Cocoa Beach (Florida, Estados Unidos). En la última comida de su vida terminó con estreñimiento severo por el exceso de pizza.

La gran masa fecal adherida al interior del cuerpo del reptil le impedía evacuar y comer. Es probable que esta situación le haya causado un intenso dolor. La cantidad de excremento se consideró de un tamaño récord para la especie.

El caso fue analizado por Natalie Claunch, quien estudia un doctorado en la Escuela de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Universidad de Florida. Capturó al reptil mientras estudiaba la especie para un proyecto de Fisiología.

lagarto-pizza-muerte-ciencia
Izquierda: la lagartija viva, con su estómago distendido. Derecha: el lagarto disecado, con su masa de 22 gramos eliminada.Natalie Claunch/ Herpetological Review, 2020

"Cuando la recogimos, asumimos que era una hembra lista para poner huevos", dijo la estudiante de doctorado, dijo en un comunicado.

Sin embargo, Natalie Claunch estuvo errada: este ejemplar hembra no estaba preñada, sino estreñida.

Después de una tomografía computarizada, se descubrió que la bola fecal ocupaba el 35% del cuerpo de la lagartija.

Mujer embarazada

Tu cerebro cambia durante el embarazo

Leer más

La especie es originaria de Cuba y las Bahamas y se introdujo en Florida en la década de 1940 para acabar con las plagas en el campo de la caña de azúcar.

El abundante excremento se había desplazado hacia el resto de sus órganos y apenas había dejado espacio para el corazón, los pulmones y el hígado.

"Debe haber sido una situación muy incómoda para la lagartija hembra" , dijo Edward Stanley, director de un laboratorio del Museo de Florida, a quien Natalie recurrió para comprender mejor el caso.

coronavirus-app-deteccion-mundo-tecnologia-deteccovid

Coronavirus | Conoce la app que busca ser el arma contra la pandemia

Leer más

La necropsia reveló que, además de la pizza, había arena de la comida recolectada del suelo por el reptil. Esta combinación causó un bolo alimenticio con pocos nutrientes que no pudieron ser digeridos. También se ingirieron pocos fragmentos de otros animales: insectos y pequeños gecos.

Aunque esta pequeña criatura ya no está con nosotros, vivirá en la literatura científica. "No conocemos ningún registro de animales salvajes o cautivos que se acerque a nuestro hallazgo", declaró Claunch a Inverse. "¡Esperamos por el bien de los animales que no haya ningún otro caso por ahí!", agregó.