Ciencia y Tecnologia

“Gastruloides”, el hallazgo que permitirá detectar causas de defectos de nacimiento y enfermedades

Investigadores de Cambridge desarrollan mecanismo que permite observar procesos de formación del cuerpo humano nunca antes observados

martinez-moris-cientificos-cambridge
Alfonso Martínez Arias y Naomi MorisUniversity of Cambridge

Científicos de la Universidad de Cambridge han creado un nuevo modelo del desarrollo embrionario del ser humano. Este modelo replica la etapa de gastrulación, que sucede al inicio del desarrollo, cuando el embrión es tan solo una bola de células, se dobla y forma una estructura de tres capas, llamada gástrula. Las capas pasan a formar distintos tejidos del cuerpo: el ectodermo (sistema nervioso), mesodermo (músculos) y endodermo (intestino).

Alfonso Martínez Arias, líder del grupo de investigadores, explicó que la gastrulación es cuando las células se estructuran “con respecto a una serie de ejes virtuales que organizarán el desarrollo de tejidos y órganos”.

lonar-lago-india

¿Por qué el agua de este lago se volvió rosada de repente en la cuarentena?

Leer más

“Gastruloides” es el nombre que le han dado a las estructuras tridimensionales, generadas a partir de células madre de embriones humanos. El modelo representa elementos esenciales de un embrión de 18 a 21 días, y permite examinar algunos procesos de formación del cuerpo humano nunca antes observados. Un gastruloide de tres días puede imitar características fundamentales de un embrión humano de 20 días.

“El conocimiento de estos procedimientos tiene el potencial de revelar las causas de los defectos de nacimiento y las enfermedades humanas, así como de crear pruebas para su detección en las mujeres embarazadas”, sugieren los investigadores.

Naomi Moris, primera autora, añade que el nuevo modelo permitirá investigar los procesos del desarrollo embrionario humano temprano por primera vez en laboratorios.

Anteriormente no se había podido hacer debido a limitaciones éticas, ya que las restricciones legales no permiten el cultivo de embriones humanos más allá de 14 días después de la fecundación, justo cuando comienza la gastrulación.

Sin embargo, han encontrado una manera de recrear elementos clave de este proceso en el ser humano, “abriendo la posibilidad de analizar el momento en el que tienen su origen muchas patologías,” afirma Martínez Arias.

“Nuestro trabajo permite estudiar de forma ética esta importante fase del desarrollo humano”, agrega el científico.

Los autores también recalcan que entender este proceso también podría generar más conocimientos sobre la infertilidad, el aborto espontáneo y los trastornos genéticos.