Ciencia y Tecnologia

Dióxido de cloro: por qué es peligroso su uso como tratamiento para el COVID-19

En tiempos de pandemia, EXPRESO responde preguntas claves sobre el dióxido de cloro a través de la opinión de expertos

bolivia referencial coronavirus desinfeccion covid
El pasado mes de julio el Senado nacional de Bolivia aprobó el uso del dióxido de cloro en el país sudamericano a pesar de que varias personas han sido hospitalizadas después de ingerirlo.EFE

La búsqueda de una cura milagrosa contra el coronavirus está llevando a muchas personas a promocionar el uso del dióxido de cloro, una polémica formulación química cuyos beneficios carecen de argumentos científicos serios.

Este producto también conocido como CDS (Chlorine Dioxide Solution), lleva años publicitándose como un remedio para muchas afecciones y enfermedades que van desde la malaria, a la diabetes, el asma, el autismo o incluso el cáncer. Sin embargo, ninguna institución sanitaria lo reconoce como medicamento.

dioxido cloro referencial

Dióxido de cloro: lo que dice la ciencia sobre su uso en Ecuador

Leer más

Aún con esto, el CDS volvió a aparecer en plena pandemia como un producto supuestamente capaz de frenar los efectos de la Covid-19. Y es que en redes sociales se puede ver no solo cómo se promociona la sustancia a través de testimonios, sino también su comercialización, algo que causa una fuerte discusión entre usuarios.

Pero más allá de los conflictos que se generen en internet, la polémica también se ha establecido a nivel de Estado en algunas naciones sudamericanas. Un ejemplo de ello es Bolivia. El Senado del país andino aprobó el 14 de julio un proyecto de ley "que autoriza, de forma excepcional, la elaboración, comercialización, suministro y uso de la solución de dióxido de cloro para la prevención y tratamiento del coronavirus", no obstante, el Ministerio de Salud del país andino rechazó por completo estas iniciativas e insiste en que este producto no cuenta con la autorización sanitaria para su comercialización.

La norma aún debe ser aprobada por la Cámara de Diputados. Por lo tanto, el proyecto no cuenta aún con fuerza de ley. Además, las autoridades sanitarias amenazaron con acciones legales a quienes comercialicen dióxido de cloro.

En Ecuador, un supuesto estudio hecho con pacientes de Guayaquil afirmó que el CDS curó a 103 personas de el nuevo coronavirus, sin embargo, académicos como los consultados por este diario argumentaron la ilegalidad e invalidez del mismo.

Los casos polémicos son númerosos, al igual que las incógnitas acerca de este compuesto. Por ello EXPRESO responde preguntas claves sobre el dióxido de cloro a través de expertos:

  • ¿QUÉ ES EL DIÓXIDO DE CLORO?

Santiago Guerrero, investigador de la Universidad UTE, explica que se trata de un compuesto químico basado en un átomo de cloro y dos de oxígeno, que ha sido desarrollado desde hace más de cien años.

Andrés López Cortés, también investigador de la UTE, enfatiza que no existe ningún ensayo clínico aprobado con este compuesto con evidencia de que cure algunas de las enfermedades de las que supuestamente se le atribuye un potencial beneficio, incluyendo a la Covid-19.

coronavirus-vacuna-cura

"El consumo de clorito de sodio o dióxido de cloro puede intoxicarte"

Leer más

¿PARA QUÉ SE USA EL DIÓXIDO DE CLORO?

Según los expertos, el compuesto ha sido utilizado como desinfectante y blanqueador industrial, principalmente en el sector papelero y textil. Además, es uno de los compuestos que se utiliza, en pequeñas cantidades para potabilizar el agua.

¿QUÉ DICE LA LITERATURA CIENTÍFICA ACERCA DEL DIÓXIDO DE CLORO?

"Nos dice claramente que es una sustancia que puede ser usada para matar bacterias y como desinfectante en superficies. No obstante, la literatura científica en cuanto a los daños y si una persona está expuesta, es diferente. Ahí se ha detectado varios problemas a nivel de los riñones, de la vejiga y otros peligros para la salud humana", sostiene Guerrero.

Por su parte, López puntualiza que siempre que se quiere analizar un compuesto químico para determinar si funciona o no ante una enfermedad específica tiene que pasar por un ensayo clínico, algo que con el dióxido de cloro no se ha hecho

"Esta sustancia no ha sido estudiada en ningún ensayo e incluso la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Undidos (FDA), una de las agencias de regulación médica más respetadas, descartó que se pueda usar como medicamento", afirma López.

¿QUÉ PASA EN EL ORGANISMO CUANDO SE CONSUME DIÓXIDO DE CLORO?

Los investigadores explican que una vez que el dióxido de cloro entra al organismo, se separa en diferentes moléculas: en cloro y en oxígeno

"Una vez adentro es como si robara electrones de las diferentes estructuras biológicas en el organismo como, por ejemplo, las proteínas o el ADN. Básicamente actúa como un citotóxico para las células en un fenómeno llamado estrés oxidativo con el que las células acumulan especies oxigenoreactivas", argumenta López.

El genoma produce unas encimas antioxidantes que van a tratar de eliminar los radicales libres y el estrés oxidativo producido. Cuando estas proteínas antioxidantes están mutadas por diferentes razones, la capacidad que tienen baja y por ende, se acumulan los radicales libres en las células generando una serie de problemas. 

Andrés López, investigador de la Universidad UTE.

Entre los problemas mencionados por el científico destacan la muerte celular programada, el daño de glóbulos rojos y el daño a nivel de órganos y tejidos. Asimismo indica que la dosis es fundamental además de cómo nuestro organismo responde ante agentes que causan daño.

Guerrero enfatiza en que existen estudios que han determinado cómo esta composición daña los glóbulos rojos tras su ingesta, además de la destrucción de células.

"Al destruir células cómo los electrólitos se genera una disminución en el transporte de oxígeno hacia todos los tejidos. Además se ha demostrado en animales que es bastante tóxico en un sinnúmero de órganos y tejidos", asevera el experto.

ute estudio

La ciencia local identifica fármacos con potencial terapéutico para tratar la COVID-19

Leer más

¿ESTOS EFECTOS EN EL CUERPO SON A CORTO O A LARGO PLAZO?

Ambos investigadores aclaran que los efectos mencionados y otros se pueden generar en plazos cortos y largos.

Destacan que a corto plazo hay irritaciones de la mucosa y en el estómago. En cambio, a largo plazo se puede generar un daño en los riñones, pudiendo llegar a generar también afecciones a nivel neurológico.

¿ES CIERTO QUE LAS DOSIS MÍNIMAS QUE RECOMIENDAN LOS PROMOTORES DEL CDS TAMBIÉN PUEDEN SER PELIGROSAS?

López sugiere tener en cuenta que este compuesto al momento de alterar los tejido genera un daño y que, por lo tanto, "siempre habrá que considerarlo potencialmente dañino ante las células".

El problema está en que si una persona toma la sustancia a diario y comienza a acumular estos radicales libres se pueden generar fallas en los tejidos a lo largo de un período.

"En ciertas marcas que se pueden ver en el mercado, la sustancia presenta una dosis más alta de la recomendada en la desinfección del agua", añade Guerrero, atribuyendo un potencial peligro ante esta dosis que considera elevada. 

¿POR QUÉ HAY GENTE QUE DICE HABERSE SANADO DESPUÉS DE TOMAR AGUA CON DIÓXIDO DE CLORO?

Para los expertos existen varias causas que se están sumando a este fenómeno. Por un lado, López destaca "una falta de cultura científica" en el país que se suma a la desesperación de muchas personas. 

Además, recalca que la divulgación de la pseudociencia es mucho más rápida en la actualidad gracias las redes sociales. De otro lado, enfatiza que no se ha evidenciado una guía y educación por parte del Ministerio de Salud Pública a la población sobre "cómo diferenciar que es bueno y que es malo".

Guerrero añade que se trata de algo relacionado con las estadísticas: el 95% de las personas infectadas con coronavirus o SARS-CoV-2 tienen una probabilidad alta de mejorarse frente a un 5% de pacientes graves que fallecen.  

Con esa probabilidad tan alta yo podría apostar a que una refresco de soda diario le podría curar a alguien y seguramente así sería.

Santiago Guerrero, investigador de la Universidad UTE.

Por otro lado concuerdan en que hay un fenómeno psicológico que va de la mano con estas estadísticas: el efecto placebo.

"Si a una persona enferma y desesperada le dicen 'toma esto y te curarás', el efecto placebo hace que psicológicamente la persona crea que se está curando",

Coronavirus niños

Estudio revela que los niños pequeños son portadores de altos niveles de COVID

Leer más

¿POR QUÉ NO SE REALIZA UNA INVESTIGACIÓN MÁS EXHAUSTIVA RESPECTO AL DIÓXIDO DE CLORO?

Para los investigadores la respuesta está en los antecedentes pues existe una evidencia preclínica que demuestran que se trata de una sustancia tóxica.

"Podemos hacer ensayos con fármacos porque sabemos que clínicamente y químicamente tienen la potencialidad de causar un efecto. Es decir, ya existe una evidencia preclínica para sugerir que en los ensayos se genere un efecto. Sin embargo, el dióxido de cloro aún no llega a esa evidencia" manifiesta López.

Ambos académicos señalan que, por no pasar esas primeros filtros de la farmacología, no tiene sentido someter al dióxido de cloro a un ensayo clínico.

"Antes de llegar a esa fase tiene que pasar por un comité de bioética y por el método científico que se ha hecho durante muchos años", indica guerrero. "El dióxido de cloro ni siquiera debería pasar a un ensayo clínico. No puede haber un ensayo clínico con el dióxido de cloro porque no es ético teniendo en cuenta las evidencias que hay", finaliza Guerrero.