Ciencia y Tecnologia

Cerros chilenos que alojan a los telescopios

Pachón y Tololo, dos imponentes montañas en pleno corazón del Valle del Elqui. Allí se atesoran los periscopios 

Coquimbo
Coquimbo. parte superior de observatorios ubicados en el cerro Tololo.EFE

En las cimas de los cerros Pachón y Tololo, dos imponentes montañas que se miran una a la otra en pleno corazón del Valle del Elqui, puerta principal del desierto de Atacama, al norte de Chile, sobresalen en el horizonte cuatro grandes observatorios astronómicos que atesoran los telescopios que generan mayor impacto científico del hemisferio sur.

Camiseta  (2)

Análisis Estratégico: De “insolente recadero” a “bicos jis nais”

Leer más

Te invitamos a leer: Sub24: un salvavidas no integral

“En la región de Coquimbo tenemos instalaciones científicas en el cerro Tololo, que es el más antiguo, y el Pachón, donde están las instalaciones más nuevas”, explica Alejandra Voigt, directora en Chile de la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía (AURA) de Estados Unidos, que construye y opera telescopios y observatorios para la Fundación Nacional de Ciencias de Estados Unidos (NSF) y la NASA.

Conformada por 49 socios norteamericanos, dos chilenos -la Universidad de Chile y la Universidad Católica- y un alemán, AURA administra los telescopios ópticos y de infrarrojos de ambos cerros mediante su centro NoirLab.

Además de unas condiciones climáticas y atmosféricas idóneas para la astronomía, por el clima árido, los cielos despejados y la baja contaminación lumínica del norte, Chile ofrece ventajas políticas, económicas y sociales para el desarrollo y sustentabilidad de esta ciencia.

Logramos convertir un telescopio viejo en un instrumento de tecnología punta, darle varias décadas más de vida útil y colocarlo a la vanguardia de la investigación mundial”

Stephen Heathcote

director del Observatorio de Cerro Tololo

“Hay una disposición del Estado de Chile, independientemente del gobierno de turno, de favorecer a los países extranjeros para que hagan grandes inversiones en astronomía en el país, lo que genera una gran retribución económica y social”, apunta Voigt.

Feria frutas Alemina Fruit Logistica

Ecuador busca que europeos minoristas paguen un precio más justo por el banano

Leer más

Por otro lado, añade, “todas las administraciones norteamericanas han entendido transversalmente que es importante mantener e incrementar las inversiones en Chile, aunque aquí no estén sus votantes”.

A 2.700 metros de altura, en cerro Pachón, se alistan los últimos detalles del Observatorio Vera Rubin, que a finales de 2025 estrenará el telescopio con la cámara más grande del mundo, de 3.200 megapíxeles (hoy la más avanzada en resolución es de 870 megapíxeles del japonés Subaru, en Hawái).

También puede leer: Baja el Riesgo País, Ecuador da pasos para asegurar financiamiento

Con un espejo de 8,4 metros de diámetro, que llegará en las próximas semanas desde Estados Unidos, promete ser, según los científicos, “una auténtica revolución” en el mundo de la astronomía.

A 1,5 kilómetros del recinto en construcción, que tiene forma de barco y rompe con las tradicionales cúpulas esféricas de los observatorios astronómicos, se levanta el telescopio Gemini Sur, con un espejo de 8,1 metros. Gemini también es uno de los centros punteros en su transformación hacia las energías renovables. Gracias a la instalación de 650 paneles que producen 200 kilowatts de potencia genera electricidad para todas sus operaciones diurnas -que gastan menos que las nocturnas-, un primer paso para avanzar hacia la cobertura solar de todo el cerro Pachón.

En el extremo de la cima se levanta el tercer observatorio, el del Telescopio de Investigación Astrofísica del Sur (SOAR), con 4,1 metros de espejo.

¿Te gusta leer Diario EXPRESO? TE PUEDES SUSCRIBIR AQUÍ