¿Cómo viven el amor las personas con autismo?

  Buenavida

¿Cómo viven el amor las personas con autismo?

Esta condición que es el eje central de una popular serie de Netflix, no es una limitante para el desarrollo de las relaciones afectivas

side-view-of-caucasian-couple-on-summer-vacation-bearded-man-and-woman-in-casual-clothes-walking-on-beach-holding-hands-love-travelling-tenderness-concept
Las personas con autismo tienen sueños y deseos de tener amigos, enamorarse y formar una familia. PIXABAY

'Woo, una abogada extraordinaria' es una serie que ha alcanzado gran audiencia en la plataforma Netflix. Su protagonista es una joven con trastorno del espectro autista (TEA), que trabaja en un gran bufete y aunque su coeficiente intelectual es alto tiene múltiples problemas para relacionarse socialmente. Y a pesar de aquello, también se enamora y lo mejor de todo: es correspondida.

Y es que en esta ficción que ha cautivado a los espectadores se deja claro que esta condición, más que un mundo, es un universo que cada vez más necesita la atención de la sociedad para comprender, respetar e integrar a quienes perciben la realidad de manera distinta. Ya que al igual que quienes son neurotípicos (que no poseen TEA) tienen sueños y deseos de tener amigos, enamorarse y formar una familia.

El autismo es un trastorno neurológico al que se le llama espectro porque cada caso es distinto ya que existe una gran variación entre sus tipos y en la gravedad de sus síntomas.

1 de cada 160 niños tienen un trastorno del espectro autista, según la Organización Mundial de la Salud
298173223_637108294681530_4444673385064695095_n
Protagonistas de "Woo, una abogada extraordinaria".PIXABAY

Al detalle

Lupe Nolivos, magíster en educación especial que ha trabajado con niños y jóvenes que presentan esta condición, detalla algunas de las características de personas con TEA:

  • Problemas de comunicación verbal: 

Hablan pero no expresan lo que desean con claridad, no entienden las indirectas y sus diálogos son más hacia sí mismos que al exterior.

  • No mantienen la mirada: 

Muy pocos permanecen mirándote a los ojos, poseen incomprensión de la comunicación gestual, les cuesta empatizar y suelen aislarse.

  • Movimientos del cuerpo: 

Presentan ciertos tics nerviosos como aleteo, cogerse las orejas, entre otros, esto lo hacen para autoregularse y calmar ciertos niveles de ansiedad. Además tienen tendencia a la repetición ya que en ella encuentran seguridad.

  • Mayor sensibilidad: 

Si se escucha una alarma de carro lo que para usted dura dos milisegundos para ellos 4 o 5 y esto puede llegar a aturdirlos.

  • Poca tolerancia a los cambios:

los imprevistos les generan frustración, por eso son importantes las rutinas, porque tienen inflexibilidad y los cambios les ocasionan un estrés altísimo.

Cada persona, un mundo

Para comprender cada caso, a criterio de Novilos, quien también es psicóloga educativa y orientadora vocacional en una unidad educativa, es necesario entender que no todos tienen trastorno de conducta, ni todos presentan discapacidad intelectual.

Puede tener un lenguaje interior y sentir como cualquiera de nosotros.

"Hay niños o adolescentes que son muy funcionales y cuya única dificultad es la incapacidad de entender las emociones de los demás, pero su desarrollo cognitivo es muy bueno", explica la especialista.

"El otro día un jovencito que cursaba su último año de colegio estaba muy ansioso, cuándo se le preguntó qué le preocupaba finalmente respondió: mi futuro después del instituto", comenta la profesional.

Sí al enamoramiento

"Conocí a un joven que estudió en la universidad y tenía novia, desde pequeño había fortalecido sus habilidades sociales para desarrollar un diálogo, responder ante preguntas, expresar su punto de vista, etc".

Así mismo, narra que en su clase un adolescente con autismo sentía atracción por dos chicas y no sabía como acercarse a ellas. "Yo le decía ven, siéntate, qué te gustaría escuchar de ellas y me respondía me gustaría escuchar cosas agradables, palabras bonitas y allí le explique que a ellas también, entonces empezó a hacerles cartas".

Por su parte, Beatriz Gómez, PhD en psicología clínica con amplia experiencia en personas con autismo afirma que sí es posible ser pareja y formar una familia con alguien con esta condición, pero para ello se necesita paciencia, amor y mucha comprensión para ayudarlos a mejorar en ciertos aspectos que beneficien a la relación.

young-teenagers-couple-walking-together-in-park-relaxing-holida
Para que la relación funcione se necesita esfuerzo en ambas vías.pixabay

Combatiendo los estereotipos

De acuerdo con Gómez, hay personas que recién en su adultez se han dado cuenta que presentan la condición y llegan a consulta manifestando dificultades en la universidad, en el trabajo y en la pareja sin entender lo que les pasa.

Muchas veces son objeto de burlas: les dicen anda a ver si está lloviendo y ellos lo hacen porque no comprenden esas ironías o ese sarcasmo.

"Los pacientes manifiesta: "mientras alguien habla yo estoy pensando qué digo y estoy mirando todo para no quedar mal o no me miren raro, es agotador, por eso no quiero ir a las reuniones"", comenta la investigadora.

Por este motivo, es necesario cambiar la manera en la que se ve y se trata a las personas neurodivergente y proporcionar las ayudas que pudieran necesitar recordando que simplemente tienen capacidades y habilidades diferentes.

Relaciones de pareja basadas en amor y comprensión

Tener una pareja con autismo es tratar con alguien que puede ser muy impulsivo, directo y práctico y aunque supone todo un reto en la comunicación, con paciencia y comprensión es posible lograr un noviazgo exitoso y duradero. Para ello, presentamos algunas de las recomendaciones para quienes tengan una relación con una persona con esta condición.

  •  Buscar el acompañamiento de un profesional

  •  Estudiar a fondo la condición y aprender más del autismo

  •  Tener calma durante los desacuerdos y darles su tiempo y espacio

  •  Comprender sus dificultades para comunicarse, recuerde que muchos detalles se le pueden escapar a su pareja (con autismo). de allí que la comunicación de su compañero(a) es fundamental, deberá aleccionarlo y decirle lo que espera de él o ella.

  • Entender que necesitan autorregular sus emociones muchas veces con conductas repetitivas.

  • Evitar la comparación y aceptarlos por cómo son.