Buenavida

Vitaminas y su batalla contra los virus

Son sustancias que el cuerpo necesita en muy pequeñas cantidades. En tiempos de pandemia, es necesario reforzar su ingesta, bajo supervisión médica.

vitaminas
Una dieta equilibrada permite obtener las vitaminas y minerales que el cuerpo necesita..internet

El olor de las papas fritas, la pizza o la hamburguesa suele ser, para algunos, una tentación a la hora de alimentarse. Y aunque sepan que la comida rápida no es lo mejor para la salud (por las grasas, los azúcares y todo lo demás), a veces caen en el pecado… Y terminan ingiriéndola.

No sucumbir a esos ‘placeres’ se convierte hoy en día en la prioridad, sobre todo porque a nivel mundial se atraviesa una pandemia y la alimentación se vuelve clave.

Paola Sánchez, máster en Nutrición, explica que “tener reforzado el sistema inmunológico es uno de los muchos beneficios que aportan las vitaminas. Sin embargo, como el organismo no puede producirlas, se las debe obtener a través de una dieta equilibrada”.

Pero con el ritmo vertiginoso de quienes viven en la inmediatez, el estrés y sin tiempo para prácticamente nada, es necesario tener una guía de cómo administrarlas y derribar algunos mitos que las rodean.

Vitaminizarse en tiempos de COVID-19

Enfermo

Cómo detectar la colitis y gastroenteritis alérgica en niños

Leer más

En el contexto actual que afronta el país y el mundo por la pandemia, Sánchez comenta que hay una deficiencia de vitamina D en la mayoría de pacientes. “Está muy relacionado a sistemas inmunológicos debilitados, por tanto se dificulta la defensa del organismo contra agentes externos como los virus”, dijo y agregó que ahí se recomienda suplementación y la exposición al sol para compensar el déficit.

Igual apreciación tiene la homeópata Sara Carrera. “Hay también un déficit de las vitaminas B y C. El que no se asimilen tiene su explicación en el estrés y la deshidratación. Entonces el cuerpo no hace su función normal de absorber todo lo que necesita”.

Con el fin de que el paciente se recupere, Carrera expresa que “se puede aplicar un suero por semana con ambas vitaminas. La C ayuda como antioxidante y la B es esencial para el sistema inmunitario”.

Desparasitarse, ahí está la clave

Carrera explica que actualmente es aconsejable aumentar la dosis de vitaminas con suplementación, y una de las opciones son los productos homeopáticos.

Pero antes de consumirlos, “es necesario desparasitarse, para que las vitaminas hagan efecto en el organismo”.

En cuanto a la hora ideal para vitaminizarse, dijo que “no es un mito que el médico decida que a tal hora debe tomar la vitamina porque tiene que valorar si sufre una enfermedad crónica o está tomando otros medicamentos; pero, por lo general, las homeopáticas se pueden consumir con las comidas o inmediatamente después”.

Así se toman

  • No se deben tomar las vitaminas con bebidas demasiado calientes o muy frías porque no se disuelven correctamente.
  • Las megadosis de vitaminas son suficientes una vez por semana. La C es ideal para personas que están en constante estrés.
  • El momento para consumir las A, D, E y K es cuando el estómago contiene algún alimento rico en grasa. Así se absorben más fácil.
  • La vitamina D requiere de exposición al sol para que se sintetice. Basta con 15 minutos al día.
  • Para reforzar la salud pulmonar ante el coronavirus, puede consumir o suplementarse con las A, C, D y E.

Al alcance de su mesa

  • Vitamina A. Está presente en verduras como tomate, zanahorias, pimientos rojos, espinacas, lechuga y acelga. El mango también es una buena fuente.
  • Vitamina B. Se encuentra en los huevos, carnes, mariscos, pollo y lácteos.
  • Vitamina C. La encuentra en la col de Bruselas, brócoli, espinaca y coliflor. ¡Ojo! Esta vitamina se destruye con el calor, por ello es importante consumir la verdura fresca o con una cocción ligera. En frutas, se encuentra en el kiwi, fresas, naranja, entre otras.
  • Vitamina D. Se sintetiza a través de la piel, por eso es importante exponerse al sol luego de consumir pescados grasos como salmón y atún, que son las mejores fuentes.
  • Vitamina E. Está en los aceites vegetales, almendras, avellanas, aguacates y espárragos.
  • Vitamina K. La contienen las frutas, aunque en menor cantidad, como las manzanas verdes, ciruelas secas, arándanos y uvas. También en el hígado de cerdo y el aceite de soja.

Cantar

El canto y sus beneficios para la salud

Leer más

Los tipos

  • A nivel de nutrición, las vitaminas están clasificadas en dos categorías: las liposolubles, que se acumulan en el tejido graso y son la A, D, E y K. Y por otro lado están las hidrosolubles, (9 en total), que son las del complejo B y la C, y que salen del cuerpo a través de la orina.

Recuerde

No compre vitaminas al azar, consulte con su médico. De necesitarlas, él le recomendará la adecuada y la dosis que debe tomar.