Trabajo

Teresa Farah de Aurea: “Hay una diferencia abismal entre ser servicial y servil”

Liderazgo y servicio son las banderas que porta la presidenta de la Cruz Roja del Guayas, quien se reconoce desordenada y ama cantar para los suyos.

Teresa Farah de Aurea
Llegó hace más de 25 años a la Cruz Roja del Guayas, gracias a la invitación de su amiga Maruja Neuman de Pons.Cortesía

Comparte su nombre con mujeres valiosas que hicieron historia. La vida de una de ellas simbolizó el servicio en su máxima expresión, la madre Teresa de Calcuta, fundadora de las Misioneras de la Caridad y Premio Nobel de la Paz en 1979. La segunda persona es la primera y única mujer que gobernó los territorios habsburgueses, María Teresa I de Austria. Al preguntarle sobre su nombre, ingeniosamente contesta… es in-tere-sante.

MARIA ENRIQUETA BANDA (31470752)

María Enriqueta Banda: "Voy a regresar con honores"

Leer más

Se describe como alguien solidaria, responsable, puntual, exigente, que se empeña en solucionar problemas y evitar conflictos, es más de escuchar que de hablar, sin embargo, tiene un talón de Aquiles… el desorden y sonríe al reconocerlo. “El asunto es que cambio de cartera. Estoy en el supermercado y las tarjetas están en otro bolso. Necesito presentar la cédula y es un lío hallarla. Pierdo mis lentes, los busco y resulta que los cargo puestos. Hay un contraste con el orden de mi esposo”.

Confiesa que de niña tenía una imagen frágil, sufría de asma pero eso no impedía que sea traviesa e inquieta y se destacara en los estudios.

Teresa es de valores y convicciones. Para ella hay una diferencia abismal entre servicial y servil. “El primero atiende y trabaja con naturalidad, intentando hacerlo con gran efectividad y cuidado. Servilismo es entregar hasta tu dignidad, obedecer simplemente órdenes a cambio de recompensas de diversas índoles”.

A la Cruz Roja del Guayas llegó hace más de 25 años, gracias a la invitación de su gran amiga Maruja Neuman de Pons, fallecida, y desde entonces no ha parado de servir en el voluntariado, sin descuidar sus labores como vicepresidenta de la institución, en 2015 y presidenta de la misma, el siguiente año (hasta la actualidad), convirtiéndose en la primera mujer que ejerce los más altos cargos en dicho organismo.

Cuenta que ha formado parte del Banco de Sangre, de la Comisión de Auxilio y también de la de Ajuares, grupo de damas que durante todo el año confeccionan prendas para recién nacidos, las cuales son entregadas a personas de escasos recursos en maternidades. “En el equipo hay señoras que cosen, bordan y otras que como yo arman los paquetes. Soy zurda y tengo pocas habilidades motrices”, reconoce.

Sobre su gestión en la entidad no busca aplausos ni flores, le basta con que sean objetivos y se reconozca el trabajo hecho sin interés.

Teresa Farah de Aurea
Compartiendo con niños venezolanos en la entrega de kits lúdicos.Cortesía
pilar sordo

Pilar Sordo: "La gente cree que tengo la vida resuelta"

Leer más

Las situaciones más duras

Enfrentar el terremoto del 2016 y la pandemia del COVID-19. En la primera sostiene que se cuenta con un protocolo de respuesta; en la segunda se está aprendiendo, debido a que este virus y crisis sanitaria son nuevos, no obstante, han reaccionado prestando servicios de ambulancia para traslados, apoyo psicosocial a las víctimas y familiares, atención prehospitalaria.

Insto a mantener la fe intacta en Dios, pedir con la mayor humildad que cesen estos momentos difíciles que estamos atravesando actualmente y prometer algo, convertirnos en mejores seres humanos.

Teresa Farah de Aurea, Presidenta de la Cruz Roja del Guayas
Teresa Farah de Aurea
Junto a su esposo e hijos.Cortesía

Su tesoro, su familia

Lleva casi 40 años de casada con Carlos Aurea Martínez, consultor de empresas. Confiesa que cuando lo conoció (en un antiguo trabajo) lo que más le gustó fue su sonrisa y luego de cuatro décadas sigue pensando lo mismo. Junto a él comparte un buen vino entre risas y conversaciones interesantes. Su cónyuge la invita a cruceros y ella no puede resistirse. “No nos equivocamos en elegirnos como compañeros de vida”.

Fruto de su amor son sus hijos, Juan Carlos (35 años) y Diego (33), el menor es voluntario en la institución que su madre lidera. “El buen ejemplo y los momentos felices son la mejor herencia que les podemos dejar”.

Joyce Rose

Joyce Rose Bruckmann: Auténtica y libre

Leer más

Sus placeres

Ama cocinar y de esta forma sirve a los suyos. Se inclina por recetas sencillas, con pocos ingredientes y escaso condimento. Su especialidad es la ensalada de langosta.

Otra afición que tiene y que pocos conocen es que le gusta cantar, afirma que lo hace para sí misma y que sus fans son sus hijos. El escenario, su casa. ¿Su canción favorita? Todas las de Frankie Valli, cantante y actor estadounidense, vocalista del grupo The Four Seasons, uno de los más destacados grupos musicales de la década de los 60.

Asimismo, camina para despejar su mente y estar saludable.

Le fascina viajar. Para ella Nueva York es atrayente. Dubái, Hong Kong y Grecia la deslumbraron. “La mayor parte los he realizado con mi esposo e hijos y ahora con mis nietos (Filippo y Liana Aurea Dapelo). También viajo sola por temas relacionados a mis funciones”.

Lista para todo momento

Admite que no es fiel seguidora de la moda, pero le encantan los vestidos y es de pocos accesorios. Su estilo es sobrio, sabe qué usar en cada momento y lugar. Los comentarios sobre su apariencia siempre la halagan.

Al preguntarle cómo se ve en cinco o diez años, responde que solo se ve activa donde le haga feliz estar. Y sus infaltables compañeros estarán allí, el servicio y la solidaridad.

LAURENCIO ADOT

Laurencio Adot: "Yo soy un milagro"

Leer más
Teresa Farah de Aurea
Sus nietos Filippo y Liana son otro regalo del cielo.Cortesía

Personal

  • En 2015 asumió la vicepresidencia de la Cruz Roja del Guayas y en 2016 la presidencia.
  • Admira en las personas características como la simpatía, la habilidad para comunicarse, la autenticidad, cultura y educación. Admira a su madre Marlene Luque Hidalgo y a su padre Alfredo Farah Nazri (fallecido).

Teresa Farah de Aurea
En el hotel Burj Al Arab en Dubai.Cortesía

En pocas palabras

  • La Cruz Roja del Guayas: Ayuda humanitaria en todo nivel.
  • La familia: Entorno ideal.
  • El prójimo: Mi semejante.
  • Los donantes: Héroes anónimos que salvan vidas.
  • Cruzrojistas: Seres decididos a marcar una diferencia en las vidas de las personas vulnerables.