Soledad Diab, la reina de los sueños

  Trabajo

Soledad Diab, la reina de los sueños

La Miss Ecuador 1992 asegura que no cambiaría ninguna de las etapas de su vida. 

Foto de Sistema Grana (30976006)
No solo fue la reina del Ecuador, también lo fue de su colegio, el María Auxiliadora.Gerardo Menoscal-Expreso

Tres horas a la semana en el gimnasio son suficientes para que esta mujer de 46 años se mantenga regia. Dice no privarse de nada -“afortunadamente no me llaman la atención los dulces ni me gusta el chocolate”- pero queda claro que se preocupa mucho por su imagen.

sonnia orellana

Sonnia Orellana: Su trabajo habla por ella

Leer más

Soledad Diab se convirtió en Miss Ecuador en abril de 1992. Había cumplido recién 18 años, pero ya llevaba un bagaje importante. Además de haber locutado en el noticiero matinal de Gamavisión junto a Rafael Cuesta, las pasarelas no le eran ajenas. En aquellos años era común que las chicas participaran en desfiles benéficos organizados por las fundaciones. Eso no es todo: “Había sido reina de mi colegio, el María Auxiliadora, en el que me gradué de bachiller, además hacía modelaje fotográfico”.

Con toda esa experiencia, participar en el concurso de belleza que la llevaría al Miss Universo era casi un paso obligado. Y la sede en aquel entonces era en Bangkok, Tailandia.

Allí llegó armada no solo de su belleza. También de una fuerte personalidad, responsabilidad y preparación. Todo ello la llevó a traer un título que, hasta entonces, Ecuador nunca había disfrutado: Miss Fotogenia. “Jamás tuve temor alguno. Creía que todo este mundo estaba hecho para mí”, recuerda.

Soledad Diab
El título de Miss Fotogenia, lo obtuvo en su participación en el Miss Universo 1992.Gerardo Menoscal-Expreso

Pudo además, estrechar vínculos con “amigas maravillosas”, como Paola Turbay, Miss Colombia, elegida primera finalista. Esa amistad todavía se mantiene y se verán ‘face to face’ en junio de este año, en Miami, a donde viajará para asistir a la reunión de casi 80 candidatas que participaron del Miss Universo 1992. “En este encuentro recordaremos muchas cosas, sobre todo cómo hace 28 años el concurso marcó nuestras vidas”, dice. Y, seguramente, ella tendrá mucho que contar.

Susana González

Susana González: “La feminidad no está en el vestuario”

Leer más

Como el hecho de que su imagen conquistó campos que iban mucho más allá de la belleza. “Era también ejemplo de servicio a los más necesitados. Con mi presencia en los actos públicos, llevaba un mensaje positivo y de apoyo hacia diferentes causas”, puntualiza.

Los medios de comunicación la llevaron no solo a ser presentadora de noticias, sino a desarrollar su creatividad. Mientras fue conductora de la revista ‘Complicidades’ (Ecuavisa) creó ‘Gente’, segmento de farándula internacional. Estuvo allí casi 4 años, en los cuales aprendió desde cómo hacer una entrevista, hasta cómo editar sus reportajes y coberturas. “Fue una gran escuela que me permitió conocer a personajes de la talla de Alberto Borges, a quien tuve el honor de acompañar muchísimas noches en ‘Telemundo’; a Bernard Fougères, con quien coordinábamos a nuestros artistas invitados; a Priscilla Arosemena y otros más que hoy ya no están con nosotros, pero que dejaron un enorme vacío con su incomparable talento que hace tanta falta hoy en la televisión nacional”.

Hoy, con la seguridad que proyecta su lenguaje corporal, no duda en decir que, a estas alturas del partido, sus sueños se han cumplido. Asegura que no cambiaría ninguna de las etapas de su vida. Ahora se describe “locamente enamorada” de su familia a la que se entrega “con ejemplo, rectitud y vehemencia, a veces exageradamente preocupada y sobreprotectora”.

Bohrer Diab
Soledad junto a su esposo Richard Bohrer y sus hijas Diana, Charlotte y Soledad.Cortesía

Una anécdota

Corría el año 2007. Soledad fue nombrada subsecretaria de Turismo, consejera provincial y diputada nacional por el PSC. La destitución de 57 diputados desató una crisis legislativa que, para ella, se convirtió en ‘pesadilla’. Estaba embarazada de su tercera hija y, según relata, “tuvimos que salir huyendo ante la actitud amenazante de ciertos indígenas, quienes con palos y piedras más la turba de fuerzas de choque de Correa, nos acechaban a las afueras del Congreso, poniendo en riesgo nuestras vidas”.

Diana Atamaint

Diana Atamaint: “Las mujeres somos de espíritu guerrero”

Leer más

Afortunadamente no sufrió daños físicos, pero se alejó por completo de la política y de toda exposición mediática.

Personal

  • Trabajo: Actual coordinadora de Acción Social en el Municipio de Guayaquil.
  • Cargos: Exsubsecretaria de Turismo, consejera provincial y diputada (2007).
  • Casada con: Richard Bohrer Pons.
  • Hijas: Diana de 21, Charlotte 19 y Soledad de 12.

Las mujeres han ganado espacios, pero hay un grupo que necesita ayuda, el de las que sufren de violencia, que temen expresarlo y no denuncian los abusos.

Soledad Diab