Buenavida

¿Cuál es el síndrome de la mala madre?

En la actualidad 6 de cada 10 mujeres son criticadas por sus prácticas de crianza 

mala madre
Olvida antiguas técnicas de cómo educar a los niños y cámbialas por tácticas actualizadas de salud emocional.Pexels

El concepto con el que nos educaron es de la madre incondicional que nunca va a fallar. La que es capaz de renunciar a todo. La que siempre tiene una palabra de apoyo para animar o la que presta su hombro para que llores. Sin embargo, los tiempos han cambiado y la sociedad fue incorporando en sus áreas laborales a las mujeres, quienes a pasos agigantados han superado las expectativas que el mundo tenía de ellas e incluso intercambiaron roles con el hombre.

beso

Profesora, el nuevo rol de mamá

Leer más

Pero lastimosamente ante esta evolución se escuchan comentarios errados, acompañados de viejas costumbres, que etiquetan a la mujer como "mala madre’’, por ser mamá, esposa, amiga, hija y trabajar a la vez.

Entonces, ¿qué es ser buena madre? Para muchos, es caer en sumisión en el hogar y renunciar a todo lo que sea para ella, porque atender al esposo y educar a los hijos era lo primordial.

No obstante, aquella época pasó y buscar los medios para progresar no te convierte en una mala mamá, siempre y cuando organices tus aspectos sociales, lo que no te hará una madre perfecta, pero sí una mujer feliz.

TEMAS MÁS JUZGADOS

  • Alimentación
  • Sueño
  • Amamantar vs biberón
  • Cuidado infantil
  • Educación

CÓMO ENFRENTARLO

Las diversas exigencias que afrontan las mujeres a diario provocan el sentimiento de estar fallando y tienden a caer en la necesidad de compensarlo por medio de regalos a sus hijos. Aquí te recomendamos algunas opciones para asumir roles y evitar el síndrome de la mala madre:

  1. No existe la persona perfecta.
  2. Respeta tu tiempo y hazlo respetar.
  3. La maternidad es valiosa, pero no lo único.
  4.  Los hijos no necesitan madres perfectas, pero sí buenas madres. 5. La calidad de tiempo es más importante que la cantidad.   

Todos en la familia deben colaborar. El rol del papá también evolucionó. Ellos deben involucrarse en la crianza de los hijos, pueden cambiar pañales.

María Mera, psicóloga infantil