Estrés laboral, enemigo de la intimidad

  Sexualidad

Estrés laboral, enemigo de la intimidad

El trabajo que se lleva a casa y también a la habitación puede ocasionar dispareunia o anorgasmia

shutterstock_1070850704
El estrés puede convertirse en el tercero en discordia durante la intimidad.Shutterstock

La vida en pareja suele ser un camino de idas y vueltas. La convivencia es un desafío que día a día puede traer consigo conflictos, uno de ellos, es el permitir que problemas del trabajo toquen las puertas del hogar. Cuando esto sucede y se lo deja pasar, el estrés laboral se convierte en un intruso que se inmiscuye no solo en la vida familiar, sino también en la sexual

Con el teletrabajo, los límites de espacio y horario entre casa y oficina desaparecieron. Y aún ahora, con el regreso a la normalidad, estas fronteras todavía continúan desdibujadas. Esta situación exige dar los mejores resultados a nivel laboral, sin tener en cuenta que se descuida la relación familiar e incluso la salud en general.

“La persona que está constantemente estresada disminuye sus defensas. De esta manera, es más propensa a enfermedades, cardiopatías, problemas gastrointestinales, irritabilidad, y pérdida de la libido”, mencionó Rodolfo Rodríguez, sexólogo.

El problema

Estar presentes con los cinco sentidos durante la intimidad debería ser una prioridad, pero ¿qué pasa si el pensamiento está en otro lugar? El resultado, según los expertos, serán relaciones sexuales poco o nada satisfactorias.

Una escena recurrente en las terapias de pareja, según Rodríguez, es que mientras uno de los dos tiene ganas de intimar, el otro no. Esta asincronía puede provocar bloqueos en mitad del acto sexual generando culpa y malestar.

“Al estar estresado, el cerebro entra en modo defensivo y una persona en ese estado difícilmente responde de manera apropiada o saludable”

Rodolfo Rodríguez, sexólogo.

Mientras que el hombre presenta disfunción eréctil o eyaculación precoz, la mujer muestra anorgasmia o dispareunia (dolor durante la penetración).

Lo recomendable para evitar estos momentos incómodos es entender que hay sexualidad dentro y fuera de la cama. Los detalles, piropos o atenciones, también son parte de la vida sexual de pareja

Indicadores

Detectar a tiempo si usted se encuentra bajo estrés laboral y actuar frente a esto, ahorrará inconvenientes a futuro. Por ello, Francisco Martínez, psicólogo y catedrático de la Universidad Católica Santiago de Guayaquil, comparte una serie de señales:

  • Tensión muscular

  • Cambios de humor radicales

  • Trastornos de sueño

  • Desórdenes alimenticios

  • Disfunciones sexuales.

Si los inconvenientes permanecen por más de 3 o 4 semanas y los signos de estrés se vuelven más intensos con cuadros de ansiedad, ataques de pánico y depresión, los profesionales sugieren visitar al psicólogo.

Consejos

Para no permitir que la rutina ponga su sexualidad en segundo plano, Martínez receta varios tips para implementar en su vida diaria.

  • Durante la jornada laboral, envíe algún mensaje de voz, un emoji o un audio cariñoso.

  • Aprenda a poner límites en sus horarios. Al llegar a casa y desconectarse de mails o WhatsApp.

  • Practique una sana alimentación, procure dormir bien y realizar ejercicio.

  • Cree espacios exclusivos de ambos, organice citas o pequeños viajes.