Una segunda oportunidad para perros abandonados

  Buenavida

Una segunda oportunidad para perros abandonados

Cerca de 75 mascotas pasan sus días en un albergue a cargo de una oenegé que realiza rifas, bingos y ventas de accesorios para financiar la atención

Mascotas_Ambato_Albergues
Momentos. La presidenta y fundadora, Sandra Ojeda, junto a las mascotas recogidas.Yadira Illescas / EXPRESO

A blanquita solo le falta hablar. Cada que observa a la mujer que la rescató de la muerte, la perrita juguetona de raza bichón frisé se para sobre sus dos patas y lame su rostro.

También se le acurruca sobre su hombro, como muestra de agradecimiento por permitirle seguir con vida.

La mujer se llama Sandra Ojeda y le dio un hogar, entre las 75 mascotas rescatadas dentro de su fundación ‘Rescatistas Independientes, Fundación Paquito’. Mientras la acaricia, recordó que la mascota fue cambiada por una botella de trago. Su hijo mayor, William, la rescató de un alcohólico que la tenía casi que convertida en esqueleto. Cuando intentó quitársela, el antiguo dueño le dijo que la cambiaba por cinco dólares que costaba una botella de licor.

PERROS NEGROS

Discriminación por el color a la hora de adoptar un perro

Leer más

Luego de la ‘transacción’ el joven la llevó a la fundación y junto a su madre lograron recuperarla. Otro caso lamentable, pero con final feliz, fue el de Beba y Tata, una pareja terrier irlandés, cuyos dueños, al no tener con quién dejarlos ya que debían viajar a los Estados Unidos, decidieron que lo mejor sería dormirlos. Al enterarse de aquello, Sandra les pidió que los dejaran en el albergue.

Estas son algunas historias, de las tantas que han pasado en la Fundación. La rescatista recordó que en alguna ocasión recuperaron a una perrita mestiza que era violada por su dueño.

La fundaciónPara la adopción solo deben visitar el refugio de la fundación, en la ciudadela Ingahurco en la ciudad de Ambato. Si desean ser voluntarios, pueden comunicarse al 0939516028.

Todas las mascotas que han encontrado un refugio en la Fundación Paquito, a más del cuidado diario que reciben, también necesitan de manos solidarias que los lleven a pasear y les quiten el estrés del encierro.

Desde inicio de este año en la fundación empezaron a buscar personas voluntarias para que saquen a pasear a los rescatados. Pueden acercarse los sábados y domingos desde las 09:00, mencionó Ojeda. El requisito que solicita es que las personas sean mayores de edad y los menores vayan acompañados de un adulto que respete y ame a los animales.

Mascota

Perros y gatos perdidos, con pocas opciones de volver

Leer más

Carmen Azú manifestó que esta es una buena alternativa para quienes gustan de las mascotas, pero que no tienen espacios o tiempo para cuidar de una manera permanente.

También solicitan, si es posible, que las personas carguen sus propios collares para llevar a los perros a pasear. “Los voluntarios permiten que los canes se distraigan y ellos son muy agradecidos cuando se les da una oportunidad de distracción”, contó Ojeda.

Para el médico veterinario Milton Tituaña, el pasear a una mascota da felicidad mutua, ya que la persona con 30 minutos al día puede reducir la presión arterial, mejora la circulación de la sangre, reduce nivel de estrés, aumenta la energía y hasta baja de peso.

Mientras que, en los canes, por ser de naturaleza sociable, cambian el vínculo afectivo y controlan la ansiedad, entre los diversos beneficios, dijo el médico.

Pero a más de los voluntarios para los paseos, en la fundación también esperan que más personas se animen a adoptarlos o realicen donaciones de comidas, cobijas, camas, platos y todos los accesorios que les pueda servir para el cuidado diario.