Salud

Relacionan la impotencia masculina con riesgo de afección cardíaca

Si la padeces, presta atención porque tu vida puede estar en peligro. Según estudio efectuado por los Hospitales Universitarios Leuven, de Bélgica.

Hombre y la disfunción eréctil
Es importante tratar los síntomas de la impotencia sexual a tiempo.Pixabay

La disfunción eréctil, o impotencia sexual,  es un problema que afecta a millones de hombres en el mundo, y del que poco se habla, pese a las repercusiones que ejerce en su calidad de vida y en la de sus parejas, podría ser una señal del riesgo de afecciones cardíacas y muerte prematura. independientemente de los niveles de testosterona del varón. Es la alerta que lanza un nuevo estudio efectuado por los Hospitales Universitarios Leuven, de Bélgica.

Cuando un hombre no logra conseguir o mantener una erección el tiempo suficiente para unas relaciones sexuales satisfactorios se dice que padece de disfunción eréctil (DE). Se da más en hombres mayores (40-70 años), y su presencia se atribuye a bajos niveles de testosterona, la hormona sexual responsable en el desarrollo de los tejidos reproductivos masculinos, crecimiento de los músculos, la masa ósea y el vello corporal.

La baja producción de la hormona masculina, otros estudios ya lo habían relacionado con el riesgo de muerte prematura; sin embargo este reciente trabajo indica que los niveles de testosterona de un hombre pueden no ser una señal de advertencia tan importante como lo es tener disfunción eréctil, explicó a la CNN Leen Antonio, médica científica de los Hospitales Universitarios Leuven.

"Debido a que la enfermedad vascular y los bajos niveles de testosterona pueden influir en la función eréctil, los síntomas sexuales pueden ser un signo temprano de un mayor riesgo cardiovascular y de mortalidad”, aseguró Leen, quien dijo que este análisis ha sido publicado en el Journal of the Endocrine Society.

Otros factores

Los bajos niveles de testosterona no son los únicos que provocan DE, también lo causa las arterias obstruidas o enfermedades cardiovasculares, que pueden obstaculizar el adecuado flujo sanguíneo, necesario para producir una erección.

Además, inciden la ingesta de ciertos medicamentos, los trastornos del sueño, fumar, consumir alcohol, ciertas cirugías y factores psicológicos omo el estrés y la depresión, y además problemas nerviosos por la cirugía de próstata.

“Es importante discutir los síntomas sexuales con sus médicos, para identificar y tratar otros factores de riesgo cardiovascular o enfermedad cardiovascular aparente”. Leen Antonio, médica científica de los Hospitales Universitarios Leuven.

Si bien es cierto que los problemas de erección son comunes y esporádicamente pueden darse por falta de sueño, estrés, cansancio, problemas con la pareja, etc. Sin embargo, si este comportamiento es recurrente por al menos 3 meses, no tenga verguenza y consulte con su médico, aconseja la Clínica Mayo.