Salud

OMS admite que la transmisión aérea es una posible vía de contagio de COVID-19

La OMS publicó un informe donde reconoce que es posible el contagio de coronavirus a través de partículas suspendidas en el aire en espacios cerrados

covid19-virus-pandemia
La OMS admite que la transmisión aérea es posible, especialmente en lugares cerrados.Arek Socha / Pixabay

239 especialistas han publicado una carta abierta para la Organización Mundial de la Salud (OMS), para que reconociera la transmisión aérea a través de aerosoles como una vía de contagio del coronavirus, especialmente en espacios cerrados.

A pesar de que la OMS ha sostenido durante mucho tiempo que la transmisión se da mayoritariamente por gotículas grandes que expulsadas por personas infectadas al hablar, toser, o estornudar, este jueves publicó un informe en el que admite la posibilidad de la transmisión aérea.

Esto se dio debido a que han observado brotes en “algunos entornos cerrados, como restaurantes, clubes nocturnos, lugares de culto o centros de trabajo donde la gente puede estar gritando, hablando o cantando”.

Tabaquismo

La OMS busca aprovechar la pandemia para que más fumadores dejen el tabaco

Leer más

“En estos brotes —añade— no se puede descartar la transmisión de aerosoles, particularmente en zonas interiores con espacios abarrotados y ventilación inadecuada y donde las personas infectadas pasan largos períodos de tiempo con otras”.

También menciona que la transmisión aérea se da en lugares como gimnasios o centros sanitarios donde los procedimientos específicos que se llevan a cabo implican la generación de las pequeñas gotas o aerosoles.

VIA PRINCIPAL

Resalta que es necesario realizar más investigaciones sobre la vía aérea de transmisión, pero subraya que la principal forma de contagio demostrada sigue siendo a través de las gotitas respiratorias.

Insiste que el contagio ocurre principalmente por contacto cercano con individuos contagiados, a través de sus secreciones respiraciones, saliva o gotitas respiratorias.

Las gotitas pueden caer sobre superficies, y es probable que otras personas puedan infectarse si las tocan y se llevan la mano a los ojos, nariz o boca sin lavárselas previamente.