Salud

Comer ají protege tu corazón

Produce efectos en el organismo que van más allá del picor, disminuye el peligro de muerte por ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

chili-pepper-3923393_960_720
La capsaicina que contiene es la que le da el picor al ají.Pixabay

Si eres de los que incluye en su dieta ají, también conocido como chile o guindilla, todos los días, debes saber que a sus ya conocidas propiedades terapéuticas, se suma una más, la de reducir el riesgo de muerte por ataque cardíaco y accidente cerebrovascular, según estudio publicado en el Journal of the American College of Cardiology.

En el trabajo, que se realizó en Italia, los investigadores monitorearon por ocho años los hábitos alimenticios de 23.000 personas, para determinar que el peligro de morir de un accidente cardiovascular entre los que comían chiles, mínimo cuatro veces a la semana, disminuía en un 40 %.

¿Lo interesante? Que el efecto protector del ají se mantiene, sin importar el tipo de dieta que siga la persona, ya sea una como la mediterránea u otra menos saludable, dijo Marialaura Bonaccio, epidemióloga del Instituto Neurológico del Mediterráneo (Neuromed).

Otros beneficios

No solo es rico en vitamina C, además tiene propiedades analgésicas y anticancerígenas (gracias a la capsaicina, sustancia que le da el picor), y la virtud de prolongar la vida si se lo consume dos veces por semana, señala un estudio de la Academia de Ciencias Médicas de China.

Su ingesta moderada facilita la digestión, ayuda a bajar los niveles de colesterol y a mejorar la circulación sanguínea y, por lo tanto, a prevenir la aparición de afecciones cardiovasculares. Sin embargo, si sufres de problemas gastrointestinales (úlceras, acidez, reflujo) evita su consumo.

La capsaicina que contiene el ají también se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas.