Rescató a 53 gatos y busca ayuda para darles cuidado

  Buenavida

Rescató a 53 gatos y busca ayuda para darles cuidado

Carola Ortiz es una maestra que ha llegado a vender sus bienes para alimentar a los felinos. La COVID-19 la llevó al hospital y complicó su situación

Gatos
Noche y Gorda son parte de los gatos rescatados que viven en la casa de Carola Ortiz.Cortesía

“No recuerdo cuándo exactamente comencé a rescatar michus. Creo que fue alrededor del 2008, cuando me di cuenta de que alguien estaba envenenando a los gatos del barrio (amanecían algunos animales muertos). No resistí aquello, por lo cual mi hija y yo empezamos a rescatarlos y sanarlos con la intención de darlos en adopción”. El relato es de Carola Ortiz, una maestra de inglés que emprendió en las redes sociales, junto a su familia, una campaña denominada ‘Salva un michu’.

Hasta hace poco, la atención de los gatos que habitan en su casa corría por su cuenta. Ha sido complejo, pues no ha tenido éxito en su intento de encontrarles un hogar (solo ha logrado ubicar a cuatro desde entonces).

Cuenta que desde que empezó en esta tarea trataba de salvar a cuanto minino podía y confiesa que llegó un momento en que incluso algunas personas los iban a tirar en fundas o cartones a su vivienda. Para el 2010 ya tenía 27 gatos. Aquello la llevó a vender algunos de sus bienes para poder darles alimentación y atención veterinaria.

Mascota

Recompensas y hasta telepatía para recuperar a las mascotas

Leer más

Hoy son 53 gatos y ocupan un piso de su casa en un tiempo en que su sueldo como maestra llega retrasado. Pero nada la detiene en su deseo de cuidar de sus peludos. Ni siquiera lo hizo la COVID-19, que la tuvo internada con respiradores, que la sumergió en un estado depresivo por los fallecidos que vio a su alrededor en el hospital y que la ha dejado con secuelas y más egresos para cuidar de su salud.

Carola
La maestra Carola Ortiz junto a uno de los mininos luego de una consulta veterinaria.Cortesía

Los gastos médicos y la falta de ingreso la llevaron a pedir ayuda. Junto a sus hijos creó las cuentas de Instagram y Facebook @salvaunmichu, en la que muestran algunos de los casos de los mininos, que padecen, por ejemplo, de diarrea crónica o gingivitis, por lo que requieren de ayuda veterinaria voluntaria. También necesitan de una alimentación especial, que no solo implica más recursos sino también esfuerzos.

La cuenta de @salvaunmichu muestra a los felinos de la colonia. Allí está Orejita, de aproximadamente 2 años. “Fui rescatada en el sur de Guayaquil, unos niños me estaban maltratando, pero hoy soy la más consentida de la colonia, por ello necesito encontrar un hogar donde sigan dándome cariño, soy muuuuuuy amorosa y estoy esterilizada”, dice el mensaje.

Danza

Nina incentiva con la danza el cuidado de los animales

Leer más

Tratan de buscarles una familia que los acoja y piden que quienes no puedan darles un hogar, colaboren con donaciones de alimentos y de arena.

Gatos
Los gatos están en adopción y esperan también la ayuda veterinaria, de alimentación y arena.Cortesía

Además, la familia ha emprendido la elaboración de mascarillas con temática gatuna, que se pueden adquirir en efectivo o con la entrega de balanceado. También han elaborado rascadores y casitas para gatos, que se pagan de la misma manera.

Carola Ortiz espera poder darles una oportunidad a estas mascotas que también se ven afectadas por la crisis. Desde hace seis años ya no recibe a más. Lo decidió así luego de sufrir un infarto que la hizo tener que bajar sus revoluciones y porque ya le resultaba imposible cuidar de más y no poder encontrarles hogar. Hoy sus esperanzas están en ‘Salva a un michu’.

Mascotas

Coronavirus en Ecuador: La cuarentena permitió conseguir un hogar a estos gatitos

Leer más

  • La adopción

En las redes sociales de Salva un michu aparecen las fotografías de los gatos que se encuentran en adopción. Para más información, sobre la forma de colaborar, pueden llamar al 0962884600.

Gatos
La familia ofrece mascarillas, rascadores y casitas para financiar el cuidado de los felinos.Cortesía