Recetas para celebrar

  Buenavida

Recetas para celebrar

Los fogones se encienden y el paladar guayaco se prepara para disfrutar de su espectacular y generosa gastronomía. Erick Salazar, chef de Nación Parrilla, comparte 3 recetas

Panceta de cerdo
La panceta es un corte de carne ideal para cocinar en la parrilla.Cortesía

Llegó el mes de julio para disfrutar a lo grande las fiestas de Guayaquil. Es tiempo de recorrer en familia la ciudad, sus museos, centros comerciales, y también de probar su exquisita cocina. Erick Salazar, chef de Nación Parrilla, invita a visitarlos para saborear su espectacular menú parrillero. El experto comparte la receta de una deliciosa panceta acompañada de moro cubano y salsa chimichurri. “Solo necesita productos frescos y cortes de carne especiales que solo encontrará en Corporación Fernández”, enfatiza.

  • Panceta Fernández

Este corte, que proviene de la parte baja de la costilla de cerdo, se caracteriza por tener la grasa justa para otorgarle la jugosidad, textura crujiente y color dorado tan apetitosos.

Ingredientes: panceta, sal, ajo, romero, limón

Preparación: Proceda a secar el corte con un trapo. Luego, cubrir la capa de grasa o cuero con abundante sal en grano y dejar reposar por 30 minutos. Calentar la parrilla y por tratarse de un corte de larga cocción, utilice fuego medio para lograr el dorado perfecto y evitar que la carne se queme.

Colocar el corte del lado de la carne hacia el fuego de la parrilla por 10 minutos. Retirar, eliminar el exceso de sal y poner nuevamente al fuego pero del lado del cuero o capa de grasa por 10 minutos más.

Mientras tanto, en una olla con agua caliente prepar una salmuera a base de ajo machacado, romero en rama y abundante sal.

Pasados los 10 minutos de dorar, aplicar con una brocha la salmuera para humectar el corte sin dejar de voltearlo cada 5 minutos para asegurar la cocción y un dorado parejo. Esta segunda fase tomará cerca de 20 minutos.

Cuando la panceta Fernández quede dorada y la piel crujiente, ya estará lista para servirla rociándole antes unas gotas de limón. ¡Buen provecho!

Moro cubano
Este moro se elabora co frijol negro y se acompaña con queso rallado.Cortesía

  • Moro cubano Nación Parrilla

Típico de la gastronomía cubana, esta combinación de arroz y frijoles es deliciosa y nutritiva.

Ingredientes: Carne de cerdo, frijol negro, arroz, cebolla, tomate, pimiento, ajo, comino y sal, mantequilla, cebolla blanca, perejil, mozarella.

Preparación: Cocinar el chicharrón. Reservar la grasa de la paila y la carne del chicharrón aparte. Al mismo tiempo, preparar el arroz blanco. Cocinar el fréjol negro con un clásico refrito de cebolla, tomate, pimiento, ajo, comino y sal. En un sartén de hierro, colocar mantequilla, cebolla blanca, ajo fresco, el chicharrón y los frejoles. Agregar fondo o caldo para evitar que se reseque y añadir poco a poco el arroz para finalizar con perejil finamente picado y queso mozarella rallado. Adicionar una cucharada de la manteca o grasa de cerdo reservada de la fritada y revolver. Servir enseguida adornado con queso mozarella rallado y un tomate cherry.

Plato acompañado de salsa chimichurri
La salsa chimichurri, con su ligero sabor picante , le otorga al plato ese toque especial.Cortesía

  • Clásico chimichurri parrillero

Esta salsa algo picante tiene sus orígenes en Uruguay, Paraguay y Argentina. Hoy, encontramos algunas variantes y estilos de acuerdo a cada país, pero la base es la misma.

Ingredientes: Perejil, orégano, ajo, vinagre, aceite, sal y pimienta.

Preparación: Los ingredientes secos se deben picar muy chiquito o utilizar un mortero para el efecto. No utilizar procesador porque cambia la consistencia. Una vez triturados o picados, se debe mezclar y colocar en un frasco de vidrio previamente esterilizado, con el vinagre y el aceite. Dejar macerar algunas horas y almacenar en la heladera. Consumirlo antes de las 48 horas.

La clave en la preparación son las proporciones. Mitad de la receta es líquida (aceite y vinagre) y la otra mitad son los secos; por cada parte de aceite, se considera la mitad de vinagre (1 tz de aceite de maíz o de oliva , ½ tz de vinagre blanco). Si no desea tan ácido, disminuir la cantidad del vinagre.