Un nuevo impulso para los niños en la pandemia

  Buenavida

Un nuevo impulso para los niños en la pandemia

La Casita reinicia su programa educativo-cultural en cuatro sectores populares de Guayaquil. Tiene también otros proyectos en marcha

Fundación
Los voluntarios realizaron un evento para recibir a los chicos en el inicio del programa de este año.Cortesía

El centro cultural comunitario La Casita no ha dejado de llegar a los sectores más vulnerables de Guayaquil, ni siquiera cuando las dificultades que enfrentó a inicios de la pandemia hicieron que su proyecto educativo virtual quedara detenido.

Los niños de las zonas a las que pretendían llegar no tenían equipos tecnológicos ni conexión a internet. El plan, tal como lo habían ideado, no podía seguir, pero ellos decidieron buscar la forma de regresar a esos sectores de manera presencial, poco a poco.

En estos días, su plan va más allá. Hace una semana inauguraron el programa educativo-cultural de este año, que tendrá talleres presenciales hasta diciembre. Llegaron a la Isla Trinitaria, a Bastión Popular, a Monte Sinaí y a la cooperativa Las Delicias.

Fundación

Una cena benéfica por la educación de 480 chicos

Leer más

Javier Intriago Ambrich, director de la agrupación, reconoce que debido a la pandemia y por las dificultades económicas que atraviesa este centro para seguir su labor, se debió reducir el cupo. Se trabaja en cada sector con 30 chicos.

Sus mayores aliados son los líderes comunitarios, quienes se encargan de comunicar que La Casita está en la zona y que trabajará con los niños.

Fundación
Los voluntarios llegan a estos sectores para ayudarlos también con refuerzo escolar.Cortesía

Una vez a la semana, el sábado o domingo, el programa se desarrolla en los cuatro sectores, por cerca de dos horas. Un maestro, con un grupo de voluntarios, comparte con los chicos de 5 a 11 años, en el programa ‘La Casita Kids’.

Se encargan de ayudarlos en el refuerzo escolar, también tratan sobre arte, cultura y desarrollo creativo. Esta vez han querido hacer algo más y por ello también hablarán del cuidado de la salud y del medioambiente y enseñarán a iniciarse en huertos caseros.

Pero este no es el único programa que mantiene el grupo, que cuenta con voluntarios permanentes y otros que son eventuales. Tiene en marcha además ‘La Casita Teen’ para adolescentes y jóvenes desde los 12 años, y un programa educativo, cultural y de emprendimiento comunitario dirigido para mayores de edad.

Bienal

Una propuesta artística que se centra en la identidad del guayaquileño

Leer más

Como parte de sus vivencias también llegan a asilos y a clínicas de rehabilitación de adicciones o para personas con problemas psiquiátricos. Y en ese intento de llevar ayuda a más lugares, buscan la manera de atender casos de personas con extrema necesidad que requieran de donaciones de víveres o de ropa.

Dicen que no ha sido fácil, pero no quieren detenerse. Por eso necesitan las manos de más voluntarios que los ayuden en sus proyectos y para ello dan mayor impulso a su programa de prácticas estudiantiles en la ciudad.