Mi hijo quiere ser 'influencer': La prohibición no es opción

  Buenavida

Mi hijo quiere ser 'influencer': La prohibición no es opción

Guiar a los niños en que cualquier deseo o decisión puede acompañarse o complementarse con estudios profesionales, es una de las recomendaciones de los expertos

Niños influencers
Los niños cada vez tienen más apego a la tecnología y sus oficios.Canva

Es bien sabido que los niños, la tecnología y el internet se han vuelto amigos inseparables. Ellos conocen su uso y funciones a la perfección, incluso, muchas veces son ellos también quienes ayudan a sus padres y otros adultos con tareas que les resultan complejas en el mundo digital. 

Un estudio de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC) reveló que el 89 % de los niños entre 6 y 13 años pasan alrededor de 5 horas diarias consumiendo contenido en dispositivos electrónicos.

medidas expreso  (2)

Relaciones sexuales consentidas por menores: ¿Un paso más al embarazo precoz?

Leer más

Y justo ese tiempo que invierten en el consumo de contenidos en diferentes plataformas sociales, sumado a la constante búsqueda de identidad propia- sobre todo en la adolescencia-, en muchas ocasiones los lleva a intentar seguir patrones populares o parecerse a las figuras y personajes que ven en 'línea', lo que les proporciona la idea de aquello que "quieren ser" de grandes. Youtubers, tiktokers, instagramers, por ejemplo...

¿POR QUÉ PASA?

Es común ver videos de reconocidos influencers que se dedican a hacer lo que les gusta y que además son bien remunerados. Parece una razón muy válida.

¿QUÉ DICEN LOS PADRES?

Para Martha León (madre), que los niños tengan una carrera universitaria es primordial y aunque no está en contra de que también deseen practicar otras actividades como el canto o realizar contenido para redes, considera que esto sería más un hobby que una profesión.

Si mi hija se inclina por una de estas actividades, por supuesto que voy a encaminarla a que elija también una profesión como ser doctora, chef o abogada.

Martha León

Para Jomira Mendoza el panorama frente a esta situación no es muy distinto al de Martha, y es que aunque por el momento sus hijos no han manifestado tener alguna preferencia por estos pasatiempos, ella considera que lo mejor es que los niños se eduquen plenamente en las profesiones que de forma segura "dejen un ingreso estable" y no en algo que puede ser incierto o efímero.

¿ES UN PROBLEMA QUE LOS NIÑOS SE QUIERAN SER INFLUENCERS?

Según Wendy Cortés, psicóloga estudiantil, lo primero que se debe tener claro es que una profesión es una actividad que se realiza de manera habitual, donde para ejercerla se requiere de una preparación previa -incluso durante el ejercicio- y como consecuencia se recibe una gratificación económica.

La RAE define la palabra influencer como un anglicismo que hace referencia a una persona que tiene la capacidad para influir sobre otras, principalmente a través de las redes sociales. Este término, actualmente no se considera una profesión aunque pueda encajar en el perfil de actividad.

Niños influecers
Hay padres que incluso crean las redes sociales a sus hijos desde que nacen.Canva
IMG_9996

Albinos: Una comunidad olvidada en Ecuador

Leer más

Generar contenido en plataformas digitales precisa de habilidad, destreza y formación, y aquello forma parte de las funciones principales de algunas profesiones como community manager, redactor creativo, publicista, diseñador gráfico digital, mercadólogo, comunicador, entre otras. Las últimas generaciones muestran un vínculo cercano y casi irrompible con el área tecnológica y todo lo que gira en torno a lo digital se transforma en un recurso necesario y de fácil uso para ellos.

EL "NO LO HAGAS", NO ES OPCIÓN

“No es conveniente prohibir en ningún sentido”, manifiesta Cortés, psicóloga estudiantil, y añade que lo más favorable es explicarles lo que comúnmente se conoce como ‘pros y contras’, es decir, explicar los aspectos positivos y negativos de las situaciones, debido a que al prohibir, probablemente, lo que suceda es que el niño o adolescente tenga mayor curiosidad y sin la guía adecuada, aquello podría ser perjudicial para tomar decisiones.

Recordemos que la mejor forma de persuadir, es ofreciendo información

Wendy Cortés, psicóloga estudiantil

La guía y el acompañamiento de los padres no pueden faltar en ninguna etapa de crecimiento de un niño y menos en las nuevas generaciones, pues estas pasan un poco más de tiempo inmersos en internet viendo videos en Youtube, TikTok, Instagram, Facebook y otras plataformas que los llevan a creer que los generadores de contenido son sus modelos a seguir.

La idea de ser influencer no es errónea. La psicóloga comenta que “todas las profesiones y oficios tienen valor en la medida en que nos aporten gratificación emocional y económica”, sin embargo, se debe orientar a los niños que aunque ser influencer pudiera parecer sencillo y atrayente, requiere de mucha autopreparación que puede ir acompañada de estudios profesionales en alguna carrera que tenga relación.

Además, en el caso de que el menor tenga un referente se debe motivar a que este lo supere. “La consigna es siempre buscar la excelencia en lo que se realiza”, puntualiza.

Las instituciones educativas y los maestros también juegan un papel importante en el desarrollo de los chicos y chicas, aunque no más importante que el del núcleo familiar. La docente Gabriela Chasi, de la Unidad Educativa Juan Jerónimo Emiliano (particular) manifiesta que de acuerdo a su experiencia, no solo ha escuchado a estudiantes decir “quiero ser influencer” sino también “yo quiero ser futbolista, quiero ser policía”.

Chasi comparte criterio con Cortés y expresa que “todo lo que se genere a un oficio, a ser técnicos o profesionales en algo siempre va a requerir esfuerzo, disciplina y perseverancia”.

Agrega que en el campo de la docencia trabajan mucho lo que son profesiones y preferencias y aquello se refiere a que es permitido que se refuerce al niño en el área en la que él muestre interés para a futuro lograr que estudien una carrera relacionada, pero a su vez no se le prohíbe el tener un pasatiempo o entretenimiento en cualquier otro campo.

Los padres y tutores deben ayudarlos a encontrar ese camino de manera objetiva y centrándose en lo que los chicos quieren hacer.

Wendy Cortés, psicóloga

Finalmente, basada en el apego que muestran los jóvenes y la tecnología, la docente también menciona que le gustaría que se empiece a impartir una asignatura que les enseñe como usar dichas plataformas de manera responsable y aprovechar los beneficios que ofrecen, pues de momento sólo se dan charlas por parte de colaboradores externos.