Mente

El 'sabelotodo', ¿lo toleras?

¿Te ha pasado que estás en una reunión social o de trabajo, y aparece alguien así? La psicología los llama ultracrepidianos. Conoce cómo tratarlos.

sabelotodo
El término 'ultracrepidiano' no está reconocido por la Real Academia Española. Proviene de la unión de dos vocablos latino: ultra (más allá) y crepidarius (zapatero).Internet Pixabay

Si hablan de fútbol, él opina. Si es de política o farándula, también lo hace. Nada mantiene callado a Julián, de 35 años, quien cree tener todas las respuestas y los suficientes conocimientos en todo tipo de tema, pero no siempre es así. A estas personas se las llama ‘ultracrepidianas’, pero no, no proceden de ningún planeta extraño, por si acaso. Así ha denominado la psicología a los individuos con escaso nivel intelectual y cultural, que tienden a pensar que saben más que los demás, señala la psicóloga clínica Evelyn Urgilés, añadiendo que esto es parte del efecto Dunning-Kruger, un estudio que realizaron dos investigadores de la Universidad de Cornell (EE. UU.), David Dunning y Justin Kruger, cuyo objetivo, al parecer de Urgilés, debió surgir de la necesidad de identificar estos comportamientos que en ocasiones llegan a ser irritantes para los demás, y así comprender a estos sujetos que tienen esta percepción irreal y ayudarlos a reconocer sus competencias y capacidades.

¿Cómo son ellos?

- Expresan su opinión como si fuera una verdad absoluta. Se cierran al diálogo.

bullying-mujer-milagro-video

Bullying cibernético: ¿cómo afrontarlo cuando eres víctima de este tipo de acoso?

Leer más

- Sus críticas u opiniones no evidencian la intención de ayudar, sino de demostrar su supuesto ‘conocimiento’. Quieren destacar, opacar.

- Sus opiniones descalifican y minimizan a los demás.

- Sus observaciones no están dirigidas al comportamiento del sujeto sino a la persona, lastimando susceptibilidades.

- No reconocen las habilidades de las otras personas.

En todos lados

Urgilés dice que los sabelotodos están en los trabajos, vecindarios, etc. “Lo importante es identificar a estas personas que buscan minimizar a los demás, pero que sobrevaloran sus habilidades. Es preferible apartarnos de ellas para evitar que se afecte nuestro entorno y debiliten nuestras capacidades”. Sugiere no caer en este comportamiento, haciendo alarde del conocimiento que se posee, sino aportando socialmente con ello.

¿Qué hacer con ellos?

- Aplique sencillas normas de sana convivencia, sea tolerante con las opiniones de los demás. Recuerde que somos individuos con conocimientos y sentimientos diversos.

- Guarde la compostura, no pierda los estribos. Apártese, si la situación empeora. No caiga en provocaciones.

- Acoja su opinión sin considerarla acertada o equivocada. 

Consecuencias que no todos saben

Para los que oyen

hiperactivo

¿Sin límites o hiperactivos?, aprende a diferenciarlos

Leer más

Verónica Salamea, psicóloga clínica, indica que los ‘ultracrepidianos’ podrían crear en su interlocutor (según su educación) sentimientos de inferioridad, al pensar que están frente a alguien de gran bagaje cultural.

Para los que hablan

No reconocer su falta de conocimiento podría convertir a los sabelotodos en víctimas de acoso escolar o laboral. Y si el grupo no es tolerante, terminan aislándolos. Por eso es necesario que acudan a terapia psicológica, para que admitan su problema.

Si alguien no te cae muy bien o no lo toleras... ¿cómo me comporto con esa persona? A continuación este video te dará varias pautas.

El popular dicho "zapatero a tu zapato" se relacionaría con el término 'ultracrepidiano'.

Evelyn Urgilés, psicóloga clínica