Buenavida

Mascarillas en invierno: cómo asegurar tu protección cuando llueve

Hay que cambiar la mascarilla, higiénica reutilizable o de tela, si se humedece. Es una regla sobre su uso en pandemia que ha recalcado la Organización Mundial de la Salud

Mascarilla en lluvia
Una mascarilla mojada no asegura protección.Canva

La época de lluvia llega de a poco a Ecuador y, si eres de los que reniega cuando esto sucede, ahora lo harás mucho más. El paraguas, por ejemplo, se sumará a los básicos del día tal como la mascarilla y el gel hidroalcohólico. Y es que lo vas a necesitar si quieres garantizar la eficacia de tu mascarilla, pues si se moja estarás desprotegido frente a la COVID-19.

mascarillas-coronavirus-cara-kn95-n95-tips-consejos

Mascarillas para coronavirus: OMS actualiza su guía de uso con estos consejos

Leer más

Aprendiste a cómo ponerte y quitarte la mascarilla, a elegir el modelo más adecuado, a distinguir, y ahora, con la llegada del invierno y las lluvias, deberás saber qué hacer si tu mascarilla se moja. 

"Hay que cambiar la mascarilla (higiénica reutilizable o de tela) si se humedece o está visiblemente sucia; no se debe usar por mucho tiempo una mascarilla que se haya humedecido", explica la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su documento Recomendaciones sobre el uso de mascarillas en el contexto de la COVID-19.

Por eso, si un día de lluvia tu mascarilla de moja debes cambiarla inmediatamente. La Asociación Francesa de Normalización (Afnor), a la que se refiere la OMS en este documento, explica que el grado de protección de las mascarillas no se mide solo por las capas, sino que también por "la electricidad estática de las fibras del tejido que detiene las gotitas y, en general, todas las secreciones respiratorias. Por eso, si la mascarilla está mojada, esta electricidad estática desaparece y las gotas pueden traspasar el tejido".

Así que, además de acostumbrarte a llevar el paraguas contigo los días en que se prevea lluvia, guarda también en tu bolso una mascarilla de repuesto.

La OMS recuerda que "cuando no haya agua caliente, lave la mascarilla con agua a temperatura ambiente y jabón o detergente; a continuación: hiérvala por un minuto".