Buenavida

Fentanilo: lo que necesitas saber sobre este peligroso opiáceo

Este opiáceo sintético es 50 veces más potente que la heroína

fentanilo
Fotografía del proceso de análisis del opioide sintético fentanilo.efe

El fentanilo es un poderoso opiáceo sintético, 50 veces más potente que la heroína, que ha sido objeto de preocupación en los últimos años debido a su creciente uso y sus devastadores efectos. En esta nota, exploraremos lo que necesitas saber sobre esta droga, sus peligros y las medidas necesarias para combatir su creciente prevalencia.

CONTROLES ARCSA

La Arcsa ‘caza’ el fentanilo sin éxito

Leer más

LEE TAMBIÉN: Alerta en Guayaquil: encuentran ampollas de fentanilo en la 'Bahía'

¿Qué es el fentanilo?

El fentanilo es un analgésico sintético extremadamente potente que se utiliza en el tratamiento del dolor intenso, especialmente después de cirugías mayores o para pacientes con enfermedades crónicas graves como el cáncer. Es hasta 50 veces más potente que la heroína y hasta 100 veces más potente que la morfina. Su uso médico está estrictamente regulado y controlado por profesionales de la salud.

El auge de la crisis de los opioides

Sin embargo, el fentanilo ha ganado notoriedad debido a su uso ilícito y al auge de la crisis de los opioides en muchas partes del mundo. Se ha vuelto cada vez más común encontrar fentanilo adulterando drogas ilegales como la heroína, la cocaína y las pastillas falsificadas, lo que ha llevado a un aumento alarmante en las sobredosis y muertes relacionadas con esta sustancia.

SIGUE LEYENDO: Más allá del fentanilo, Guayaquil enfrenta peligrosos 'cócteles' de drogas

drogadicción fentanillo

Ecuador sin rastro para dar con el fentanilo

Leer más

Riesgos y efectos secundarios

El fentanilo es altamente peligroso debido a su potencia. Incluso en pequeñas cantidades, puede causar una depresión respiratoria grave que lleva a la muerte. Sus efectos secundarios incluyen somnolencia extrema, confusión, mareos, náuseas y estreñimiento. La sobredosis de fentanilo puede ser difícil de revertir con el antídoto naloxona, y su consumo conlleva un alto riesgo de adicción.

La comunidad médica coincide en que es fundamental que los profesionales de la salud y los legisladores trabajen juntos para abordar esta crisis y proporcionar recursos adecuados para prevenir su propagación y tratar a aquellos que luchan contra la adicción al fentanilo. La educación y la concienciación son herramientas clave en esta lucha en curso.

Si aún no tienes la suscripción a EXPRESO, adquiérela aquí