Buenavida

Estefy Barreno: Estampa soberana

Como un hecho histórico, la actual reina de Quito lo seguirá siendo por segundo año consecutivo.

Estefy Barreno, reina de Quito 2019
Estefy Barreno, reina de Quito, se ha mantenido activa con sus obras sociales, incluso en los días de pandemia.Karina Defas

A pocos días de cumplir 28 años, Estefy celebrará la Fundación de Quito con una serie de actos programados de forma virtual. De hecho, su reinado -auspiciado por la Fundación Reina de Quito- ha resultado sui géneris, considerando la pandemia que ha debido enfrentar a lo largo del mismo.

Pero la soberana no se amilana y ha sabido responder con soltura y una gran capacidad de liderazgo los desafíos del momento. Tal es así, que la exreina Sofía Arteta (y miembro activo de la fundación) se siente confiada de que su participación, más que acertada, seguirá dando frutos positivos para el cumplimiento de los proyectos que llevan adelante: “Estefy es una mujer comprometida, madura, sencilla y sin poses. Se ha integrado plenamente a la fundación y nos alegra que sea ella quien repita el reinado”.

“La corona tenía que ser mía”

Nunca se planteó participar en un reinado. Estudió Nutrición y tenía un restaurante cuando leyó la convocatoria que hacía la fundación. Y pensó: ¿por qué no? De 300 postulantes quedó entre 30 finalistas, con un proyecto ambiental que buscaba el reciclaje de aparatos electrónicos. Gustó al jurado y estuvo entre las doce finalistas. De repente, sus prioridades cambiaron y declaró que la corona debía ser suya. “Creo mucho en el agradecimiento y en ¡el poder de la palabra! Repetía ‘esa banda va a ser mía’, y di lo mejor de mí hasta el final. El concurso fue el día de mi cumpleaños y mira, la corona es mía”.

Alegre y fuerte de carácter, reconoce que le impactó conocer y vivir de cerca la pobreza, por lo que le encanta la labor social y todo lo que implica la fundación: “Aquí aprendo mucho, conozco gente increíble y estoy superagradecida con Dios que puso esto en mi camino... Es la mejor experiencia que he podido tener”.

Y a pesar de haber sido un año irregular, la ayuda social que ha canalizado a través de la Fundación Reina de Quito es sorprendente, considerando que se ha apoyado a hospitales, albergues, barrios, y a cientos de familias de escasos recursos, además de seguir aportando en los proyectos propios de la fundación, donde los niños con síndrome de Down son una de sus prioridades.

La pandemia no la detuvo

Embanderada con su carisma y determinación, desde el día 1 de la pandemia, Estefy jamás tuvo temor a contagiarse. Desarrolló varias campañas como recolectas de víveres y eventos virtuales que fueron un éxito con la colaboración de la ciudadanía y de la empresa privada. “Tuvimos que reinventarnos para sacar adelante los proyectos y recabar fondos. Ha sido duro, bastante difícil, pero estoy muy feliz porque esta pandemia nos ha hecho cambiar de perspectiva y seguimos avanzando”.

La reina considera que la pandemia ha sido una lección de vida. “El que quiere y está dispuesto a cambiar lo hace. El que quiere mejorar como persona lo hace. El que tomó fuerzas y mira esto como una oportunidad de cambio, es increíble”.

Debido a las circunstancias, la reina dio un giro a su proyecto original, por uno que se adecua a la realidad actual. En Quito Deja Tu Huella ha dejado su estampa soberana al finalizar su primer año de reinado, y convencida de que el segundo no será menos espectacular.

Emprendedora por naturaleza, tiene muchas aspiraciones por cumplir en un futuro, como tener su propio negocio y viajar: “Poco a poco lo voy visualizando para hacer que se cristalice todo lo que quiero”.

Formada en un hogar unido, el apoyo y amor de los suyos ha sido uno de los pilares que la ha mantenido firme en esta suerte de cruzada, donde la bandera que luce es sinónimo de entrega y compromiso.

El ropero de la fundación

Los eventos que la Fundación Reina de Quito ha llevado a cabo tradicionalmente, como La Guagua Linda, La Cena de la Rosa o el Desfile Contrastes, no se pudieron llevar a cabo, pero la organización continúa dando las terapias a sus niños con síndrome de Down, con un ropero que logró levantar gracias a donaciones de ropa de varias empresas europeas.

Estefy Barreno, reina de Quito 2019
Estefy aspira tener su negocio propio y viajar muchoKarina Defas

Cara a cara

  • ¿Cuáles son sus fortalezas?

Humildad, optimismo, valentía, tenacidad, gratitud.

  • ¿Defectos?

Impulsiva y desconfiada.

  • ¿Le interesa la política?

Para nada.

  • ¿Sus piezas infaltables?

Perfume, reloj, cartera.

  • ¿Es vanidosa?

Soy meticulosa, me gusta verme siempre bien.

  • ¿Hace dieta?

Como cinco veces al día. Trato de comer lo más sano posible. Equilibrio en todo.

  • ¿Hace ejercicio?

Sí, de lunes a viernes.

  • ¿Cambiaría algo del reinado?

No, todo lo he sabido llevar y manejar de la mejor manera. No cambiaría nada.

  • ¿Tiene novio?

No.

Personal

  • Edad: 28 años.

  • Estudios: Nutrición Humana o Nutriología en la Universidad Internacional.

  • Padres: Luis Barreno y Fabiola Sevilla.