Buenavida

Diario de una madre en cuarentena | Día 10: decálogo para sobrellevar el encierro (parte 2)

'Diario de una madre en cuarentena', los retos de una mamá para evitar que la pandemia del coronavirus afecte su vida y la de los que la rodean.

coronavirus-cuarentena-cecilia-tecchi-noticias
Diario de una madre en cuarentena, día 10.Pixabay

Ayer abrí un paréntesis para escribirle a las mamás embarazadas durante el coronavirus, así que hoy continúa la segunda parte del decálogo que propongo para llevar mejor esta cuarentena.

Advertencia: nadie dijo que sería fácil. Es más, me confieso y estoy segura de que muchos coincidirán: cada día puede ser más complicado esto de la cuarentena. Sin embargo, apuesto por el optimismo y tomar este periodo por cucharadas, un día a la vez.

Vamos con la segunda y última parte de decálogo:

6. Conversar todas las noches antes de dormir sobre cómo estuvo el día. Es importante poder manifestar nuestras angustias. A estas alturas aquello que se veía venir como un momento de introspección y disfrute familiar, tiene nerviosos a unos cuantos. Muchas personas están cansadas de tener que cocinar desayuno, snack, almuerzo, merienda y cena. Otras tantas no saben qué hacer con sus hijos. Hay muchas mujeres que ya no saben qué hacer con sus esposos. Por eso hace mucho bien conversar, poder alcanzar esos acuerdos tan necesarios en estos días y cumplirlos… quién lava los platos, quién se ocupa de bañar a los niños, quién limpia.

26104be052a8af75989b1f89407344b69165fce9

¿Cuáles son las diferencias entre dengue y coronavirus?

Leer más

7. Ser empáticas con nuestros hijos. Parece redundante plantear esto, pero es muy necesario ponernos en su lugar y entender sus frustraciones y enojos. Sobre todo, cuando llevamos más de una semana encerrados y ya no funciona cocinar ni pintar con témperas, ni jugar con legos, ni leer cuentos. Probablemente insistan en querer ir al parque o en ver a sus amigos… mi sobrino favorito había cogido su mochila y le gritaba a la mamá que quería ir a ver a su maestra (y eso que mi amiga Serena es un ejemplo de todo lo que hay que hacer en cuarentena).

La hija de una amiga de la infancia tiene piojos. Mi propia hija está pronta a gatear y, como le están saliendo los dientes, todo se lo lleva a la boca y se pone de mal humor sin motivo visible si uno no supiera que esos dientecitos están pujando por salir cuanto antes.

8. No fomentar la viralización de información falsa. ¡No a las fake news! Desde los días previos a la cuarentena por el coronavirus no paran de circular videos, memes, imágenes, cifras relacionadas al coronavirus y su expansión por el mundo. Revisar que la información que nos llega y que nos hace tomar decisiones provenga de fuentes confiables es un ejercicio de ciudadanía responsable muy necesario en este momento. Un audio en el que se escuche a alguien haciendo una denuncia, pero que no se identifica, no sirve porque no hay manera de comprobar su veracidad. Tenemos que buscar los canales oficiales de comunicación, ir a los medios confiables, aunque haya quienes tengan la sensación de que faltan datos.

De hecho, ayer, en un grupo de WhatsApp, una amiga compartió un video de niños llorando porque se llevaban a su papá fallecido por COVID-19. Vi los primeros 10 segundos y me angustié demasiado. Muchas otras mamás criticaron la difusión del video, pero mi amiga dijo que lo mandaba para aquellas que todavía no tomaban conciencia de la necesidad de quedarse en casa.

Creo que hay un par de preguntas que todos deberíamos hacernos antes de reenviar: ¿esta información proviene de una fuente confiable? ¿Esto suma positivamente a la vida de las personas que lo recibirán?

9. Reproducir vegetales. Hay un montón de tutoriales que explican cómo hacer que crezca una lechuga a partir del tallo que no utilizamos, qué hacer con una cebolla brotada o cómo obtener una bolsa de papas. Si vives en un departamento o casa pequeña, las plantas aromáticas son una opción excelente. No es difícil y el resultado vale la pena.

10. #quédateencasa. A estas alturas parece de más decirlo, pero, por favor, no salgan de casa si no es necesario. Lo digo expresamente porque no paro de escribirme con personas que buscan cualquier excusa para salir. Y sí, es sencillo, nadie está acostumbrado al encierro, estar juntos no es esto.

¿Cómo vive el toque de queda y la cuarentena por el coronavirus una madre de dos niños pequeños? ¿Cómo afronta sus miedos, esperanzas y el día a día sin salir de casa? Mira aquí todas las entregas de Diario de una madre en cuarentena.