Buenavida

Cuidado con las quemaduras

En un segundo, jugar con fuegos artificiales puede significar un fatal accidente.

Imagen sdg
Si las llamas están en la ropa, retírelas con cuidado y coloque agua a temperatura ambiente durante 5 a 20 minutos.Shutterstock

Hace tres Navidades, Carlos, de 14 años, estaba jugando con su hermana Dayanna, de 5, con varios chispeadores fuera de casa. Aunque su mamá le dijo que no los use, cuando se distrajo para ver quién pasaba, no se dio cuenta de que la pequeña tocó la parte caliente del chispeador, que al instante le causó varias quemaduras en su mano

Este caso es similar al de cientos de personas que en las fiestas decembrinas sufren este tipo de accidentes por usar objetos pirotécnicos como cohetes, petardos y camaretas, o la quema de monigotes.

Así lo recalca la doctora Ana Soria, jefa de la unidad de quemados del hospital de niños Roberto Gilbert, quien menciona que “ningún fuego artificial es inofensivo. Siempre existirá la posibilidad de que estos provoquen la pérdida de miembros, ceguera, quemaduras de primer, segundo y tercer grado, incluso pueden ser mortales”. 

Además, detalla que el 83 % de las lesiones pasan en las manos y los dedos, el 28 % en los ojos y el 15 % en la cabeza y la cara.

Primeros auxilios

- Si las llamas están en la ropa, retírelas con cuidado y coloque agua a temperatura ambiente durante 5 a 20 minutos.

- No aplique ninguna sustancia como pomadas o aceites, porque se puede contaminar la herida.

- Acuda de inmediato a la casa de salud más cercana para recibir tratamiento especializado.

sparklers-828570_960_720

La pirotecnia puede afectar su salud visual

Leer más