Buenavida

Coronavirus: Los niños también se estresan con la cuarentena

Los padres deben ser pacientes, comprensivos y manejar adecuadamente la situación. La Academia Americana de Pediatria comparte algunos consejos.

Niño
Una niña observa con melancolía desde la ventande su casa.Pixabay

La emergencia sanitaria que se vive en el país y el mundo por el confinamiento para evitar la propagación del coronavirus, puede generar en los niños una serie de reacciones, difíciles de manejar para madres y padres.

Dificultades para dormir, orinarse la cama, dolor de estómago o de cabeza; además de estar ansioso, retraído, enojado o temeroso son algunas de las manifestaciones de los niños frente al estrés.

Es fundamental que aprendas a escuchar sus preocupaciones y te tomes el tiempo necesario para consolarlos, y asegurarles que contigo ellos están seguros.

La Academia Americana de Pediatría cita algunos de los cambios que pueden presentarse en los niños y qué hacer al respecto.

Atención

  • Llanto, berrinches o irritabilidad excesiva en niños más pequeños.

    •  Retornar a comportamientos que ya habían superado (orinarse en la cama)

  • Dolor de estómago. Preocupación, enojo, temor o tristeza excesiva.

  •  Hábitos de alimentación o sueño poco saludables. No come ni duerme bien o a la inversa.

"Cree oportunidades para que los niños jueguen y se relajen y mantenga sus rutinas y horarios regulares, especialmente antes de que se vayan a dormir", aconseja la Unicef

¿Qué hacer?

  • Procura hacerlos sentir seguros, protegidos. No los recrimine por sentirse disgustados ante la situación de aislamiento o porque no han podido disfrutar de sus vacaciones como en otros años.

  • Anima a tus hijos a hacer preguntas y a expresar sus sentimientos. Recuerda que cada niño puede tener diferentes reacciones al estrés, así que sé paciente y comprensivo.

  • Comparte con ellos cómo controlas tu estrés, así aprenderán a manejar la situación que se les presente, según el ejemplo de sus padres.

  • Limita la exposición de la familia a la información (incluida las redes sociales) de temas sobre la pandemia de coronavirus. Los niños pueden malinterpretar lo que escuchan y asustarse por algo que no entienden.

  • Establece rutinas para desayunar (y las otras comida), jugar, ejercitarse. Si no hay clases, elabora un cronograma para actividades de estudio y de descanso o entretenimiento.

  •  Vigila las horas de sueño nocturno que necesite tu hijo según la edad: De 1 a 2 años, entre 11 y 14 horas; de 3 a 5 años, 10-13 horas; de 6 a 12 años, 9 y 12 , y para los adolescentes, 8-10 horas.

Aunque hay que ser más flexibles, debes limitar el tiempo que pase tu hijo en actividades sedentarias, como ver la televisión, usar dispositivos electrónicos, conectarse a internet y jugar a videojuegos