Chequeos médicos: Primordiales para un niño sano

  Buenavida

Chequeos médicos: Primordiales para un niño sano

Conozca los pasos a seguir para que los infantes vayan a clases totalmente saludables. Varias especialistas ofrecen sus consejos.

Salud
Chequeo médico.Shutterstock

Las vacaciones están por terminar y se inicia la cuenta regresiva para completar la lista de útiles escolares, conseguir el uniforme y la maleta nueva. Pero... ¿su hijo ya acudió a las consultas de chequeos médicos preventivos? Si aún no lo hace, recuerde que todavía está a tiempo de visitar a su pediatra, oftalmólogo y odontólogo. Tener una revisión integral anual previa al ciclo escolar con estos especialistas, lo ayudará a detectar a tiempo si existe algún problema de salud, para así asegurar que el rendimiento académico de los pequeños sea 100 % sobresaliente.

Revisión integral

En la infancia, los pediatras son los ‘médicos de cabecera’ a los que los menores de edad deben asistir por sus chequeos una vez al año, principalmente antes del regreso a clases. De esa manera, según Ericka Mosquera, pediatra y máster en Nutrición Infantil, se puede conocer si existe una correcta curva de crecimiento, peso y perímetro cefálico (cabeza). En estos controles también se revisa si el paciente está con desnutrición (leve, moderada, severa) o sobrepeso.

“Hay que hacer exámenes de sangre para identificar los niveles de hierro, ferritina, transferrina (necesaria para evitar la anemia y que los niños tengan una mejor concentración) y la función renal. Se debe pedir una biometría (un análisis de glóbulos blancos, hemoglobina y hematocrito). También es importante hacer pruebas generales de orina y heces”.

La pediatra Mosquera recalca que la revisión neurológica ayuda a saber si el menor tiene un correcto neurodesarrollo, el cual está relacionado con la comunicación, lenguaje e interacción social de acuerdo con su edad. Y al hablar de su alimentación, hace énfasis en el consumo de alimentos ricos en vitaminas C y D, hierro y zinc. “Al tener una base nutricional correcta, se evita que haya enfermedades a futuro. Si al ir a clases existe algún signo de alarma (como fiebre, dolor corporal, estornudos, entre otros), lo ideal es que no asista ese día y acuda a la valoración pediátrica”.

Visión sobresaliente

Dolor de cabeza, picazón en los ojos y exceso de pestañeo son pequeños síntomas de diversas afecciones oculares que los niños pueden tener sin saber con exactitud cuál es su diagnóstico. Diana Carreño Cevallos, especialista en oftalmología infantil y estrabismo, acentúa que existen muchos menores de edad con problemas oftalmológicos no detectados, lo que puede producir que tengan un bajo rendimiento académico en comparación a sus otros compañeros, al no tener una correcta visión durante las clases.

“Se suele pensar que los pequeños están bien visualmente porque durante años previos pasaron bien los chequeos oftalmológicos o no hay antecedentes de pérdida de la visión en la familia, pero si no se hace una revisión anualmente, a largo plazo pueden surgir problemas graves como ojo vago o estrabismo”. La miopía e hipermetropía son otras deficiencias visuales muy comunes. “El uso en exceso de dispositivos electrónicos como la computadora ha hecho que muchas personas presenten el síndrome de ojo seco”.

¿Cuáles son los chequeos que deben efectuarse para prevenir estas u otras patologías? Para la doctora Carreño existen varios, como el chequeo con cartilla, el test de alineación ocular, examen de fondo de ojo para ver el nervio óptico y la lámpara de hendidura para ver el ojo, párpado, conjuntiva y córnea. “Si el pequeño ya usa lentes, lo mejor es hacerle chequeos cada seis meses, para observar los cambios en su visión y determinar si las lunas de los lentes están rayadas. Todo es beneficioso para que nada repercuta negativamente en la etapa escolar”.

Salud
Chequeo médico.grinvalds - internet

Lo que no puede faltar

En la época invernal, existe un mayor riesgo de contraer enfermedades respiratorias. Por eso, la pediatra Leonor Alarcón Hernández destaca que es necesario que todos los infantes cuenten con la vacunación contra la influenza, la cual se debe aplicar una vez al año. También es importante optar por las vacunas contra la difteria, tosferina y neumococo, que ayudan a reducir la reacción del cuerpo a alérgenos o microorganismos específicos. “Y no hay que olvidar que la desparasitación debe hacerse anualmente”, añade Alarcón.

Además, los estudios de audición se deben hacer desde el nacimiento o durante los primeros años de vida, pues de esa forma se puede conocer si el paciente escucha o no a la perfección con ambos oídos. “Si los niños a partir de los tres años no tienen buena pronunciación, se distraen rápidamente o no responden a lo que se les pregunta; estos podrían ser algunos indicadores alarmantes de que su nivel de audición puede ser deficiente”, advierte Alarcón.

Salud
Vacunacióninternet
Nutrición

Alimentos que potencian la hidratación

Leer más

Dientes sanos

La odontóloga Adriana Valenzuela recalca que la responsabilidad del aprendizaje sobre la higiene bucal infantil recae 100 % en los padres, porque son los encargados de crear ese hábito en casa. La visita al odontólogo debe ser mínimo dos veces al año. De esa manera, se mejoran las estrategias de cepillado, se identifica si existen caries y se lleva a cabo el destartaje en el caso de haber sarro. “Pueden usar pasta dental con flúor, hilo dental, un limpiador de lengua de silicona y enjuague bucal sin alcohol”. El cepillado debe durar dos minutos aproximadamente. La limpieza de los dientes anteriores (en el frente de la boca) debe efectuarse de forma vertical (ascendente y descendente). Los dientes posteriores (premolares y molares) deben cepillarse con movimientos circulares.

salud
Salud odontológica.internet