Chanique Rabe: Desde el corazón de África hacia Ecuador

  Buenavida

Chanique Rabe: Desde el corazón de África hacia Ecuador

La Miss Supranational estuvo en Guayaquil donde contó parte de su vida en África y la huella que quiere dejar en otros países.

Miss Supranational
. Una seguridad que fue adquiriendo en ese arduo camino de certámenes de belleza.cortesía

Los días de Chanique Rabe transcurren de avión en avión. Apenas pasa unos días en su natal Namibia, ya tiene que partir de nuevo. Donde haya que hacer labor social, ahí estará ella. Eso le exige tener siempre listo su pasaporte y equipaje.

En ese itinerario ha aterrizado en Guayaquil para cumplir con su agenda como Miss Supranational 2021. Su encuentro con SEMANA es en el restaurante del Hotel Sheraton.

Mientras se acerca a saludar, lleva la actitud de una mujer que marca presencia. Una seguridad que fue adquiriendo en ese arduo camino de certámenes de belleza. Con 25 años, Rabe ha ganado cuatro coronas importantes en su vida: es embajadora del orfanato Hope Village, tiene un proyecto de caridad llamado The Mending Project, en el que enseña confección a adolescentes y jóvenes, y asimismo es diseñadora de modas y está certificada en el arte del maquillaje y fotografía.

Pero en esta historia que brilla como un diamante también está otra que ella cuenta con emoción.

África en su corazón

Miss Supranational
Su infancia la remonta a Windhoek, la capital de Namibia, un pequeño país de África donde están las hermosas dunas rojizas del desierto del Namib, las más altas del planetacortesía

Su infancia la remonta a Windhoek, la capital de Namibia, un pequeño país de África donde están las hermosas dunas rojizas del desierto del Namib, las más altas del planeta. Pero también es una nación que aún está en desarrollo y donde el común denominador es la escasez de agua. Cuenta que para aplacar las necesidades la gente vive, en su mayoría, de la ganadería.

Ahí estudió hasta los diecisiete años, ya que ante la poca variedad de carreras universitarias se vio en la necesidad de viajar a Sudáfrica. Estando allá se especializó en aquello que la apasionaba: diseño de modas, maquillaje y fotografía.

En ese camino se presentaron las oportunidades de ingresar a los certámenes de belleza. Con 1,75 metros de estatura, cabello marrón y ojos azules, se dispuso a iniciar esa etapa en el 2014 cuando compitió y ganó el título de Miss Teen Namibia. Luego en el 2015 representó a su país y fue coronada Miss Teen Continents 2015. Aquello aún no era su techo. En el 2020 ganó la corona de Miss Supranational Namibia y al año siguiente se convirtió en la Miss Supranational International, al competir con candidatas de más países, incluido Ecuador.

“Cada certamen me hizo crecer y ser una mujer independiente”, enfatiza y agrega que su corona la impulsa a cumplir con una misión a favor de la gente de su país. “Quiero ayudarlos a que aprendan otras habilidades y emprendan”.

Así nació su proyecto social The Mending Project. “Quienes acuden a las clases caminan ocho kilómetros para llegar al taller. Viven sin electricidad y sin agua”.

Sin embargo, su mirada también está fuera de su continente. “Cuando gané tuve la oportunidad de conocer al presidente de Namibia y me dio un pasaporte diplomático con el que puedo viajar por el mundo. Trabajar por el bien de las personas es motivador. Y reconoce que también aprende de ellas.

Cada certamen me hizo crecer y ser una mujer independiente

Su hermano, su ángel

Como soberana le toca estar la mayor parte del tiempo lejos de su familia; sin embargo siente ese acompañamiento a través de la distancia.

Unión familiar que se fortaleció cuando un hecho lamentable lastimó sus corazones. “A los seis años de edad perdí a mi hermano. Aunque fue difícil, aunque dolió, me hizo entender que todo pasa por una razón. Independientemente de la religión a la que uno pertenezca, así sea Dios o Buda, esas vivencias llegan para transformarnos”, recuerda un tanto acongojada.

Hoy, Dios es el pilar de sus días. Sin embargo no descarta prácticas holísticas, como la meditación, que la ayuda a mantenerse centrada en esos altibajos del día a día. “Cuando paso por una situación difícil, siento la presencia de mi hermano en las mariquitas que se me acercan. Él me cuida”.

Su ayuda en la guerra

Al ser coronada en un panorama de crisis humanitaria, su ideal es que los demás la recuerden por esa esencia que la ha llevado a no rendirse, a pesar de no contar con suficientes recursos. “Hombres y mujeres deben ver como modelos a seguir a personas activas, que se eduquen siempre y que su meta sea mejorar”, expresa.

Respecto a la guerra que se vive en Ucrania, explica que este año Supranational decidió sacar a Rusia y Bielorrusia del concurso. Destaca la solidaridad de los concursantes de los certámenes, tanto varones (del Míster Supranational) como mujeres, quienes entregaron a la organización del evento un regalo que trajeron de sus respectivos países, para recaudar dinero y donarlo en pro de proyectos a favor de ciudadanos ucranianos, víctimas del conflicto bélico.

Miss Supranational
Como soberana le toca estar la mayor parte del tiempo lejos de su familia; sin embargo siente ese acompañamiento a través de la distancia.cortesía

Sus favoritos

  • Cómo se mantiene en forma: Mi país queda cerca de una selva, entonces cuando voy a caminatas o a correr me encuentro con las jirafas y para mí eso es inspiracional.

    • Belleza: La rutina de skin care es muy importante en mí. Nunca duermo con maquillaje, y siempre mantengo mi rostro limpio. Evito recargarme de productos.

  • Perfume: Mi esencia favorita en el mundo es la vainilla. La uso desde los 8 años y probablemente será para el resto de mi vida.

  • Estampados o llanos: Me parece que los tonos negro y blanco son mucho más sofisticados.

  • Calzado: Si pudiera solo pasara en sneakers.

Sobre ella

  • Tiene 25 años

  • Habla inglés.

  • Es diseñadora de modas, maquilladora y fotógrafa.